«Tengo grandes lazos con Asturias desde antes de OT, cuando estaba en una orquesta»

Roi Méndez analiza su idilio con la música desde el pasado y de cómo ha influido la academia en su presente y su futuro. Firma su primer disco en Fnac

Roi Méndez
Roi Méndez

Redacción

Hace un año y medio desde que una nueva generación descubrió un fenómeno que se había perdido en el tiempo: Operación Triunfo. El concurso de música resurgió con una fuerza que no tenía desde el 2001, cuando deslumbró a la audiencia española por su novedad. En esta ocasión, grandes voces volvieron a ilusionar al espectador, entre ellas la del gallego Roi Méndez. Conocido por su carisma y por no separarse de su guitarra, de la que afirma haber aprendido de forma autodidacta, este joven de 26 años analiza con perspectiva cómo ha afectado la entrada a la academia a su carrera musical. Un idilio que viene de lejos, ya que la música ha formado parte de su vida de una forma u otra, como cuando les pidió insistentemente a sus padres que le compraran el instrumento que lo acompañaría para siempre, o cuando se recorría cada verano Asturias y Galicia junto con las tres orquestas en las que formó parte. Hoy vuelve a su tierra vecina para firmar su primer disco: Mi lógico desorden. En la FNAC de Intu Asturias, a las 7 de la tarde, representará un concierto en acústico para sus fans. Luego vendrá una parada necesaria para poner toda esta vorágine de sentimientos en orden, componer, y poner  en situación su pasado, presente y futuro. 

-He leído que aprendió a tocar la guitarra en tutoriales de Youtube, por lo que es autodidacta.

-Bueno, realmente empecé a tomármelo en serio con un libro que me regalaron mis padres. Pero sí que es verdad que antes de eso sí que había visto tutoriales en Youtube para introducirme poco a poco en la música, pero no tuve una formación profesional sino un poco autodidacta. Más tardé comencé a tocar con gente que me enseñó un montón, pero nunca tuve un método de estudio profesional.

-¿Ahí empezó su idilio con la música o viene de antes?

-Siempre me gustó la música y siempre me llamó la atención de alguna forma. Yo tocaba la gaita de pequeño y me gustaba cantar. Más adelante me fijé en la guitarra, pero fue un proceso lento ya que no tenía el instrumento en casa y mis padres no me la querían comprar al principio por lo típico, porque es caro. Fue después de mucho insistir y tras aprobar todas las asignaturas cuando me la regalaron y ahí fue cuando de verdad me enganché.

-¿Con qué edad empezó a tocar?

-Con quince.

-Entonces lleva diez años tocando realmente, es mucho tiempo aunque sea de forma autodidacta…

-Pues no me había parado a pensarlo, pero sí que son muchos años.

-Fue miembro de la Orquesta Olympus, una famosa orquesta en Galicia.

-Estuve en tres orquestas gallegas pero la verdad que por donde más tocábamos era por Asturias.

-Va a ser verdad eso que se dice de que somos primos hermanos.

-Así es, de hecho, mi novia es asturiana también y tengo un grandísimo recuerdo de cuando tocábamos en esta tierra, porque el tema de las orquestas es algo que se vive mucho tanto aquí como en Galicia.

-¿Esa experiencia le dio ventaja para participar en OT como les pasó a otros concursantes?

-Yo lo agradecí mucho, sobre todo a la hora de manejar los nervios en el escenario. Sí que es cierto que en la orquesta tocaba la guitarra, no cantaba a menudo, pero bueno sí que me sirvió mucho para enfrentar la gira de OT. En la orquesta veníamos de tocar en 130 fechas y aunque con el programa era un no parar se me hacía más fácil al estar acostumbrado a ese frenesí.

-¿Con quién creó unos lazos más fuertes en la academia?

-Me llevo muy bien con todos, aunque como es lógico hay gente que veo más que a otra. Con el que tengo unos lazos más fuertes es con Cepeda, con el resto de ellos solemos quedar para cenar y para cosas más concretas, pero con Luis es una cosa más cotidiana. Casi todos los días le escribo: ¿qué hacemos hoy? Hemos juntado a nuestro grupo de amigos y hacemos vida juntos.

-Ya ha pasado tiempo desde entonces, ¿cómo se ve la experiencia de OT con una cierta distancia?

-Fue una experiencia brutal la verdad. Por lo general intento no pensarlo mucho porque aún me sigue poniendo un poco triste porque fue idílica. Es muy difícil de explicar, al final ni viéndolo se puede entender porque yo había visto otras ediciones y nunca antes pensé que se podía sentir algo así. Y yo creo que mis compañeros compartirán ese mismo sentimiento porque nadie se lo imaginaba, ni siquiera cuando sabíamos que íbamos a entrar, fue muy especial.

-Su edición fue como el renacer del formato y del fenómeno Operación Triunfo.

-Llevaba mucho tiempo sin hacerse por lo que había muchas generaciones que no sabían lo que era y pudieron vivir el fenómeno OT, yo creo que esa fue la clave.

-¿Esa exposición mediática ayuda verdaderamente a la carrera musical o es más un complemento añadido para forjar un camino?

-Sin duda te pone en un punto muy bueno para empezar. Yo al final me quedo con lo positivo y es una experiencia que ayuda mogollón. Las cosas malas van incluidas en el negocio, no creo que tenga mucho que ver con OT. Si te va mal en la música te va a ir igual, son gajes del oficio, no es que tengas que sacrificar nada del otro mundo. Si te quieres dedicar a esto es así.

-Si se quiere llegar a un público más amplio que se aleje de la audiencia de OT, ¿cómo se consigue?

-Eso es lo más difícil. Hay que ganarse a la gente poco a poco, tocando mucho y haciendo muchos conciertos. Tienes que rodar para que te conozcan y luego está la parte de internet en el que si tienes suerte todo se viraliza y puedes llegar a más personas.

-Amaia llegó a decir en una entrevista del programa La Resistencia que los fans de OT estaban un poco locos…

-Entiendo lo que quiere decir, pero no hay que generalizar. Como en todo en la vida habrá gente que es más intensa y que pueda opinar en términos más personales, pero en lo que a mí me atañe siempre he tenido buenas experiencias y tengo unos fans maravillosos la verdad. Intento ser bastante cercano con la gente.

-Un estudio de las influencias de la red le nombró el instagramer con mayor compromiso en 2018 debido a su habilidad para crear relaciones sólidas con los seguidores.

-Ahora subo menos cosas, pero tuve una época en la que estaba todo el rato maquinando qué contenido subir. Me di cuenta de que lo importante es ser natural. Hay veces que cuando ves críticas cuesta mucho y te suele afectar, entonces te entran los miedos de si vas a dejar de ser tú mismo. Luego aprendes que hay que ser fiel a uno mismo y tienes que intentar que no te afecte demasiado.

-¿Ha notado ese cambio en su entorno personal?

-Ahora vivo en Madrid por lo que sí que ha cambiado un poco mi vida de cuando vivía en Galicia. También es verdad que tengo a muchos de mis amigos de siempre aquí por lo que a nivel personal mi día a día es el mismo, lo único que ha cambiado es mi vida laboral, ahora por suerte tengo más oportunidades.

-Una gran oportunidad fue la colaboración con el programa de radio Vodafone Yu en Los 40.

-Intento ir una vez a la semana porque, aunque no tenga nada que ver con cantar, me gusta mucho y me llena. Estoy cogiendo muchas tablas y me ayuda a aprender a comunicarme y a manejarme mejor en los medios. Además, estoy rodeado de gente muy profesional y con mucha experiencia de la que estoy aprendiendo muchísimo.

-También le hemos visto haciendo un cameo en la segunda temporada de la serie de moda Paquita Salas

-Esa fue una experiencia increíble, se portaron genial conmigo la verdad. Pensaba que iba a ser mucho menos familiar pero la verdad que en el rodaje se respira muy buen royo y me hicieron sentirme muy cómodo. Intento que todo lo que haga en los medios me sirva para coger experiencia y al final desenvolverme mejor con los nervios.

-Su primer disco fue muy bien recibido en Spotify, así como por sus compañeros y exprofesores de la academia, ¿qué le escribieron en el momento en el que salió?

-Dicen que les gusta, aunque cada uno tiene su canción favorita. Al ser un disco tan variado en cuanto a estilos me da la sensación de que hay una canción para cada persona, que al final una composición del disco te tiene que gustar.

-¿Cuáles son sus influencias musicales?

-En el disco no aparecen muy plasmadas, pero yo soy muy clásico. Me gusta mucho The Police o The Beatles y los mezclo con cosas más actuales del pop como Bruno Mars.

-Si pudiera quedarse con una canción, ¿cuál sería?

-Te dejaré.

-¿Por qué se llama Mi lógico desorden?

-El disco al ser tan distinto puede parecer que está desordenado. Es un disco de pop con muchas influencias distintas, por eso a ojos de alguien que no me conozca puede parecer desordenado, aunque para mí tiene una lógica.

-¿Tiene algún plan de cara a verano?

-Tocaré en algún festival, pero creo que voy a centrarme en tomarme un descanso ya que desde que salí de OT no he parado y necesito un poco de relax. Necesito refrescarme, coger nuevas ideas e ir digiriendo todo lo que ha pasado porque ha sido muy rápido.

Comentarios

«Tengo grandes lazos con Asturias desde antes de OT, cuando estaba en una orquesta»