Petardos para acabar con la velutina

Asturias ultima los permisos para eliminar los nidos con explosiones, un método que desarrolló una empresa gallega


La Voz

Una pértiga para acceder al nido. En su extremo, un petardo. Un mecanismo electrónico situado en la otra punta de la vara lo activa. Pum. El nido ha sido destruido. «Rápido, eficaz y no contaminante». Son los calificativos que Rafa Castro, responsable de Diseño y Calidad en la pirotecnia Rocha-Areas, de Sada, utiliza para describir el sistema que ha ideado esta empresa y que está a punto de comenzar a utilizarse en Asturias para destruir los nidos de velutina.

Serpa, empresa pública del Principado de Asturias, está ultimando la tramitación de los permisos para que este nuevo método pueda comenzar a utilizarse en las próximas semanas. El técnico responsable de la lucha contra la velutina en Serpa, Eloy Álvarez Ron, explica que hasta ahora la avispa asiática se combate en Asturias como en Galicia, a través del trampeo, pero con este sistema quieren dar un paso más. Han visto en él varias ventajas. Por un lado, evita el uso de insecticidas y, por lo tanto, el daño ambiental que estos producen. Pero es que, además, se evitan los falsos avisos que suelen producirse a finales de año. «Cuando los nidos se atacan con biocidas, no se eliminan, se matan las avispas, pero los nidos siguen ahí, y cuando caen las hojas de los árboles y quedan al descubierto, se producen llamadas para que se retiren, aunque en realidad no están activos», explica Álvarez Ron. El empleo de petardos evita estos falsos avisos, porque destruye totalmente el nido.

Además de la tramitación de los permisos, Asturias acometerá en el mes de julio la formación del personal encargado de aplicar este método. Una vez listos ambos procesos, el sistema comenzará a aplicarse.

Desde la empresa que ha impulsado este método explican que llevan un año trabajando en su desarrollo, en colaboración con Lolo Andrade, de Protección Civil de Cambre y experto en velutina. «Es un petardo para emergencias -explica Rafa Castro- con el que estuvimos haciendo varias pruebas». Es, dice, un sistema sencillo, pero su puesta en marcha requiere una serie de requisitos que impiden su empleo por cualquier persona y en cualquier lugar. Además de la tramitación de permisos y de la formación del personal, se está elaborando un protocolo de actuación.

Más requisitos

Más allá de las autorizaciones necesarias para utilizar este tipo de material explosivo, es necesario un lugar adecuado para su almacenamiento, explica Castro. Por eso se piensa fundamentalmente en que puedan ser los cuerpos de bomberos o Protección Civil los que se encarguen de ello. A mayores, es necesaria la formación de este personal para que puedan manipular los petardos con seguridad. «En Asturias está más adelantado, pero la idea es ponerlo en marcha aquí también», asegura el responsable de Rocha-Areas, que espera que en unos meses este sistema comience a utilizarse también en Galicia.

Castro cree que el combate de la velutina por medio de petardos puede ser muy útil, aunque admite que tiene algunas limitaciones: «Posiblemente en las inmediaciones de las viviendas o en entornos urbanos haya que seguir recurriendo a los insecticidas», apunta.

Aunque se trata del primer método profesional de este estilo, no es la primera iniciativa que apuesta por la destrucción de los nidos para acabar con la velutina. Desde escopetas de balines o de paint-ball al fuego, se ha probado casi cualquier método para acabar con esta especie invasora que trae de cabeza a los apicultores gallegos y a los trabajadores y vecinos de áreas rurales que en los últimos años se han visto obligados a convivir con estos insectos.

Desde la Consellería de Medio Rural, sin embargo, indican que por el momento ninguno de los dos departamentos que gestionan la lucha contra la velutina en Galicia, tanto Medio Rural como Medio Ambiente, ha recibido ninguna solicitud al respecto.

La velutina, de la A a la Z

maría santalla

La avispa asiática no deja de ganar espacios en el territorio gallego. El objetivo es dar con el mejor método para controlar su expansión

En solo siete años, la velutina ha colonizado toda Galicia y ha pasado de ser un insecto desconocido a generar alarma entre la población por su presencia cada vez más intensa y por el miedo a su picadura que, aunque los expertos aseguran que no es más peligrosa que la de otras especies de avispa, ha producido ya tres muertes en la comunidad. Este es el diccionario de la velutina, cuyos términos son cada vez más familiares para los gallegos. 

A

Asiática. Su nombre científico es vespa velutina nigrithorax, pero coloquialmente se conoce como avispa velutina o asiática, o también avispón asiático. Estas últimas denominaciones hacen referencia a su origen, que los científicos sitúan en el norte de la India -por tanto, en Asia-. Se le ha llamado también asesina, porque es depredadora de otros insectos, fundamentalmente de abejas, aunque este nombre se utiliza cada vez menos, quizás para evitar la alarma. En algunas regiones de Asia la velutina es criada por el hombre en cajones en el suelo, y sus larvas se utilizan como alimento.

Seguir leyendo

Comentarios

Petardos para acabar con la velutina