¿Por qué hay este verano más serpientes en Asturias?

Las altas temperaturas disparan los avisos de vecinos alarmados por la presencia de culebras en sus casas o jardines. «Hemos tenido más llamadas que nunca», alertan desde el Cepesma

Culebra de collar
Culebra de collar

A las serpientes les gusta el calor. Disfrutan del buen tiempo y aprovechan el verano para moverse, salir de su escondite, y buscar el sol. Es su ritmo habitual, en invierno apenas tienen actividad y cuando pasa el frío, salen de su letargo. Pero este año está siendo excepcional, no tanto por los días de sol, sino por los episodios de calor (a finales de mayo, antes de que comenzara el verano, el mercurio ya superó los 30 grados en diferentes puntos de la región). Y ese cambio en la climatología está disparando las llamadas a la Coordinadora para el Estudio y la Protección de las Especies Marinas (Cepesma) de vecinos que encuentran serpientes en sus casas, cerca de sus huertas, en los jardines o en sus cuadras. De hecho, el ritmo está siendo excepcional. «Tenemos más avisos que nunca», recalca Luis Laria, director del Cepesma. Se da una paradoja y es que, frente a lo que se pudiera pensar, su población en Asturias es cada vez más baja. Es decir, hay muchas menos, pero salen más. Y no va a cambiar, al contrario, el cambio climático propiciará en Asturias que sea cada vez más habitual encontrarse una culebra.

En solo dos meses (desde el 1 de mayo) los teléfonos de la coordinadora han recibido casi una treintena de llamadas. «Nos piden que identifiquemos la especie para poder estar tranquilos, o están muertos de miedo y quieren que vayamos a recogerlas», explica Laria. Lo que sí es cierto, aclara, es que los avisos demuestran que existe una mayor conciencia. «Pensamos que si nos llaman no las están matando directamente, y eso hace pensar que hay más sensibilidad». Este año el centro ya ha recogido serpientes en puntos muy dispares: Tineo, La Secada o en Valdepares.

El 90% de las culebras son inofensivas

Aunque la probabilidad de encontrar una serpiente este verano es mayor ahora en Asturias, los expertos aseguran que no hay por qué alarmarse. Y es que, explica Luis Laria, el 90% de las que habitan en la región son inofensivas. Pertenecen a la  especie natrix astretophora, conocida popularmente como culebra de collar o culebra de agua. «Ni siquiera muerden. La gente las mata por ignorancia humana porque tienen la cabeza totalmente triangular y piensan que se puede tratar de una víbora y acaban con ellas», lamenta. De hecho, matiza, muchas veces cuando detectan presencia (humana o de otra especie) por miedo optan por dos cosas: o se hacen las muertas para evitar que acaben con su vida u orinan despidiendo un olor nauseabundo para evitar que se acerquen a ellas. Pero no siempre les funciona. «Acabar con la vida de una serpiente es un delito que está penado con hasta 6.001 euros de multa», recuerda Luis Laria. Y es que se trata de una especie protegida, «muy importante en la cadena alimenticia». Las culebras de collar pueden llegar a alcanzar hasta los dos metros de largo y pueden llegar a vivir entre 7 a 10 años.

¿Qué hacer si se encuentra a una víbora? ¿Y si le ataca?

Carmen Liedo

Los expertos aconsejan mantener la calma y avisar a los servicios de emergencia

El susto que uno se puede llevar al encontrarse con una víbora es casi igual tanto si el encuentro se produce en plena naturaleza como si se da en la finca o en el patio de una casa, porque aunque los expertos nos adviertan que con las altas temperaturas del periodo estival su presencia puede ser más probable, lo cierto es que a casi todo el mundo le va a pillar por sorpresa y por unos segundos va a contener la respiración antes de reaccionar a menudo dominados por un miedo cerval hacia estos reptiles que en Asturias tienen la misma población que en otras zonas del norte de la península. Entonces ¿qué hacer si se encuentra con uno de estos ofidios? Si está en la naturaleza lo prudente es dejar al animal y no matarlo. Si éste estuviera en un ámbito más doméstico, hay que ser cuidadoso de no actuar de forma agresiva para que la serpiente no se sienta amenazada, puesto que es en ese momento cuando ella puede atacar. Entonces, se ha de intentar llamar al 112 y desde este servicio se pondrán en contacto con el área de Medioambiente para que acudan a capturar al animal o le den pautas para retirarlo.

Seguir leyendo

Comentarios

¿Por qué hay este verano más serpientes en Asturias?