¿Dónde se ven mejor las estrellas en Asturias?

Pese a la contaminación lumínica, algunos puntos de la región son perfectos para disfrutar de un cielo limpio


Redacción

La contaminación relacionada con la polución no es la única que dificulta el disfrutar de cielos despejados. La lumínica, asociada a la luz artificial de los núcleos urbanos, complica sobremanera ver las estrellas por la noche en numerosos puntos de la región. No es necesario encontrarse en una ciudad para contar con este obstáculo: las zonas rurales también sufren este tipo de contaminación, ya que les llega la luz procedente de puntos cercanos, imposibilitando el contemplar el manto estrellado. Sin embargo, la orografía asturiana permite encontrar localizaciones donde el cielo oscuro y limpio favorece la observación astronómica. Las principales altitudes de la comunidad, además de rincones del interior ajenos a las luces de la ciudad, son los lugares donde mejor se pueden ver las estrellas en Asturias.

Por su altura, su lejanía de núcleos urbanos y el encontrarse cerca de poblaciones poco habitadas, los Picos de Europa son el lugar idóneo para disfrutar de una velada con amigos o familiares y contemplar los astros. Los requisitos para gozar de los luceros en el cielo asturiano son, además de no contar con contaminación lumínica, una cierta altitud y que el cielo sea oscuro. La cornisa cantábrica cumple con estas condiciones, por lo que se trata de una amplia extensión donde se puede observar las estrellas de forma nítida.

El occidente de la región es otra zona donde se puede realizar esta observación astronómica. No es necesaria encontrarse en una cima para ver los astros, por lo que los valles de la comunidad que cuenten con un cielo oscuro, limpio y sin núcleos poblacionales cercanos que contaminen lumínicamente son lugares donde también se puede llevar a cabo esta actividad. Sin embargo, Faustino García, propietario de L´Observatoriu, alojamiento pionero en la observación astronómica en Asturias, explica que el contemplar un cielo oscuro y limpio desde un valle no es lo mismo que realizarlo desde lugares como Picos de Europa«Al no contar con un horizonte tan amplio como el que se puede disfrutar desde un enclave como Picos, se pierde campo de visión», señala. Las claves para ver mejor las estrellas es situarse en un lugar alto y alejado de la luz.

El turismo astronómico, por desarrollar

L´Observatoriu se convirtió en el único alojamiento en contar con la distinción de la Fundación Starlight, un organismo creado por el Instituto Astrofísico de Canarias que promueve la observación astronómica. Al jubilarse el actual propietario, no cuenta en la actualidad con este distintivo, pero sigue realizando observaciones para los clientes del alojamiento. Considera que el turismo astronómico es una actividad económica que falta por explotar en la región, que cuenta en su opinión con un gran potencial. Para él, existe un gran desconocimiento y una dejadez de la administración que se traduce en una falta de iniciativas públicas y privadas que saquen rendimiento a las posibilidades de Asturias como lugar de observación astronómica.

La ausencia en la actualidad de distinciones Starlight y de actividades que fomenten este tipo de turismo son las asignaturas pendientes de la comunidad. Faustino García destaca la capacidad de la astronomía de combinarse con otras iniciativas para explotar su potencial. «Por ejemplo, la astronomía y la gastronomía se pueden unir perfectamente, a través, por ejemplo, de rutas de este tipo», comenta. Este hostelero no solo apunta a los beneficios que se generarían a través del turismo astronómico, sino también el impacto que tendría en la contaminación lumínica al reducirse para fomentar este tipo de iniciativas. «Potenciar el turismo astronómico significaría que la administración debería actuar para rebajar la contaminación lumínica, con los beneficios que conllevaría», añade.

Las distinciones Starlight como propulsor de este turismo

Contar con este distintivo supone un prestigio y una muestra de que se cuenta con las condiciones requeridas para ser un alojamiento o enclave idóneo para la observación astronómica. Y la región cuenta con numerosos enclaves que pueden gozar de esta distinción. El propietario del único alojamiento que ha contado con este distintivo hasta la fecha en la región señala los pasos que se deben dar para obtenerlo. «No es algo que te den sin pedirlo, debes solicitarlo en primer lugar. Luego, se certifica que cumples con los requisitos y, una vez se documenta y se abona las cantidades necesarias, es necesario mantenerlo en el tiempo», explica. 

Pese a no contar Asturias con estas distinciones, García se muestra optimista con las posibilidades de obtenerlos en el futuro. Los enclaves idóneos para observar los astros con los que cuenta la región, unido a la variedad de certificaciones que concede esta Fundación, dibuja un horizonte prometedor para el turismo astronómico en la comunidad. «Hay muchos lugares que cuentan con probabilidades para obtener estas distinciones. Hay certificaciones que requieren menos condiciones que otras, por lo que varias localizaciones cumplen con las condiciones necesarias. Es como una escalera, cuando subes peldaños te exigen cumplir más condiciones», afirma. 

Valora este artículo

1 votos
Comentarios

¿Dónde se ven mejor las estrellas en Asturias?