Educación pone un parche al servicio de intérpretes de lengua de signos

La consejería saca un contrato para 15 días mientras busca una solución global. Los alumnos tendrán garantizada la atención hasta el 2 de octubre

Lengua de signos
Lengua de signos

La Consejería de Educación va a poner un parche en el servicio de intérpretes de lengua de signos para los alumnos con discapacidad auditiva. Contratará a los profesionales durante 15 días mientras tramita una solución global. El actual contrato en vigor expira el próximo 18 de septiembre, así que el Principado busca a una empresa que se haga cargo entre el 19 de septiembre y el 2 de octubre, ambos inclusive, lo que supone 10 días lectivos. La administración, en el anuncio con el que busca empresas, se excusa. Dice que poner razones que le son ajenas no pudo iniciarse un procedimiento ordinario, para el curso entero, hasta junio, así que recurre a este camino intermedio para que los estudiantes no se queden sin mediador.

Lo que ha hecho, en concreto, es publicar un contrato menor, con la duración citada (del 19 de septiembre al 2 de octubre), lo que suponen 816 horas de interpretación de lengua de signos, incluidas un máximo de 16 horas para la coordinación de los profesionales que presten el servicio con el equipo docente del centro en el que esté matriculado el estudiante con discapacidad educativa. El precio de estos 15 días son 16.461,98 euros y la adjudicación, según recogen los pliegos, se realizará atendiendo únicamente al precio. Esta tarifa se ha calculado teniendo en cuenta el convenio aplicable.

Precisamente el convenio en vigor es la razón de la renuncia de la empresa que prestará el servicio hasta el 18 de septiembre. Aires Creativos S.L. decidió renunciar al año de prórroga al que tiene derecho después de que el Gobierno del Principado no quisiera modificar las condiciones económicas. La empresa alegaba que durante el curso se había negociado un nuevo convenio laboral para los intérpretes lo que suponía una mejora en los salarios que no podía asumir directamente debido a lo ajustado de los pliegos anteriores. Educación no aceptó modificar la cuantía y la empresa por su parte dio por finalizado el contrato. 

Esto fue lo que denunciaron el pasado miércoles, 28 de agosto, el colectivo de intérpretes, que veía con estupor cómo los plazos se agotaban sin que la Administración hubiera dado pasos en firmes. Los profesionales llevan años reclamando que la consejería asuma de manera directa el servicio. Creen que mejoraría la calidad de la atención, sería más barato y también aumentaría sus condiciones sociolaborales. Pero parece que este no es el camino elegido por el Gobierno asturiano que sigue apostando por la externalización. 

Al día siguiente de la denuncia, Educación publicó en el perfil del contratante del Principado el Servicio mediación comunicativa e interpretación lengua signos para alumnado sordo, para «la prestación servicio mediación comunicativa e interpretación lengua signos para alumnado sordo centros docentes sostenidos con fondos públicos del Principado comprendidos entre 19 septiembre y 2 octubre 2019, ambos inclusive según calendario escolar». La sorpresa en el colectivo fue grande, tanto porque la publicación se produjo apenas unas horas después como por el hecho de que sea sólo para 15 días. A fecha de hoy, lunes 2 de septiembre, no tienen conocimiento de cómo va a ser el resto del año. Intuyen que volverá a ser un contrato mayor anual y que las condiciones económicas serán las del último convenio. Pero solo lo intuyen. Lo que sí está claro es que la empresa que se haga cargo de la atención tendrá que subrogar al personal.  

Comentarios

Educación pone un parche al servicio de intérpretes de lengua de signos