No engullas, come: hábitos saludables en la mesa

La Voz

ASTURIAS

Ingerir los alimentos de manera rápida y sin masticar genera malas digestiones y hasta puede descompensar tus análisis

05 sep 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Malas digestiones, gases, sensación de hinchazón y hasta más grasas. Esas son solo algunas de las consecuencias de engullir la comida, es decir, de no comer de una manera pausada y consciente. Comer rápido no es aconsejable para tu salud. Existen algunos baremos que te sirven para calcular si ingieres a un ritmo adecuado. Dos de las medidas más utilizadas son el tiempo que dedicas y el número de veces que masticas un alimento. Los expertos consideran que no pueden pasar menos de 18 ó 20 minutos desde el momento en el que te sientas a la mesa hasta que te levantas. En ese periodo de tiempo, puedes masticar hasta 40 veces cada porción. ¿Crees que tus hábitos son saludables?

Hay estudios científicos que sostienen todas estás afirmaciones. Un grupo de investigadores de Ciberobn, centro biomédico de expertos en obesidad y nutrición, señalan que cuanto más rápido comas más riesgo sufres de presentar una hipertrigliceridemia, que es un exceso de grasas en nuestra sangre. ¿Tienes los triglicéridos altos? Puede ser un síntoma de que no dedicas el tiempo suficiente a las comidas. 

Tómatelo con calma. Si no dedicas esos 20 minutos a la mesa, la probabilidad de encontrarte en tu próximo análisis de sangre con unos triglicéridos altos crece hasta un 59%, según la investigación de los expertos del Ciberobn. ¿Por qué 20 minutos? La clave radica en el cerebro. Ese es el tiempo que tarda en recibir la señal de que el cuerpo está saciado y de que debes ir pensando en parar. Si engulles más rápido, comerás más de lo que tu cuerpo realmente necesita, probablemente masticarás menos veces de las necesarias, y entonces sufrirás una sensación de hartazgo e hinchazón. Físicamente, también tiene consecuencias. Genera mayores picos de glucosa sanguínea e insulina, puede aumentar la producción de grasas en el hígado y también los triglicéridos en la sangre. Como has podido comprobar, no hay ninguna ventaja.