FADE alerta de los «nubarrones que se ciernen sobre la industria asturiana»

Berlamino Feito expresa su preocupación sobre el riesgo de desaceleración que atraviesa el Principado

Belarmino Feito
Belarmino Feito

Oviedo

El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, ha alertado de «un riesgo cierto para toda la industria asturiana», como ya se puede ver en casos concretos como Alcoa o Vesuvius, por lo que ha urgido a las administraciones a poner en marcha todas las medidas posibles para revertir esta situación. Antes de reunirse con el consejero de Ciencia, Innovación y Universidad, Borja Sánchez, ha pedido que se haga «todo lo posible» para disipar esas «amenazas» y «nubarrones que se ciernen sobre la industria».

Feito, quien también ha hecho referencia a «la situación compleja» por la que atraviesa ArcelorMittal, ha lamentado la actual situación política con un Gobierno central en funciones y la ausencia de unos presupuestos generales. No obstante, ha recordado que un Gobierno en funciones sí puede adoptar una serie de medidas, como la creación de una comisión mixta para el análisis de la transición energética en Asturias, y también adquirir compromisos para ponerlos en marcha en cuanto se tenga un Ejecutivo con plenas competencias. El presidente de los empresarios asturianos ha advertido de que se ha perdido un año y que son necesarios «compromisos firmes para revertir la situación».Feito también ha expresado su preocupación por la decisión del Banco de España de rebajar cuatro décimas su previsión de crecimiento de la economía española, hasta el 2%, pero ha precisado que «el parón económico no es inesperado» dadas las señales que se percibían desde hace tiempo.

El presidente de FADE ha admitido que, más que esta previsión puntual, le preocupa una posible desaceleración a medio plazo y su impacto en el empleo, cuando ya ha aminorado su crecimiento. Preguntado por la decisión de los transportistas de dejar de prestar sus servicios a ArcelorMittal por el ajuste de precios, Feito ha afirmado que a ningún gremio le gusta una bajada de tarifas, y más aún en un sector como el del transporte que ya está dando «síntomas de falta de viabilidad en algunos casos», pero ha apuntado que se trata de una cuestión que deben «negociar y solventar» ambas partes

Comentarios

FADE alerta de los «nubarrones que se ciernen sobre la industria asturiana»