El Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) lleva contabilizados 253 incidentes, en 46 concejos, durante la activación, por fenómenos costeros y vientos, del Plan Territorial de Protección Civil del Principado de Asturias (Platerpa) en fase de alerta 1. Dos buenos ejemplos son el arbolón tumbado en la puerta de la iglesia de San Nicolás de Bari, en Avilés, o el que tuvo que serrarse para desbloquear la calle Carlos Marx, en Gijón.

La mayor parte de los incidentes causados por la tormenta Amelie están relacionados con cortes de carretera, fundamentalmente debidos a la caída de árboles. Se han contabilizado 174 emergencias relacionadas con cortes de carretera, 47 limpiezas de carreteras y 32 retiradas de elementos peligrosos. A mediodía del domingo, el servicio de prevención, extinción de incendios y salvamentos de Gijón reconocía que tenía aún 60 incidencias pendientes que se van a ir resolviendo a lo largo del día. 

El Platerpa fue activado en fase de alerta 1 por la Consejera de Presidencia, Rita Camblor, a las 14.40 horas del sábado. Esta activación se realiza cuando existen informaciones procedentes de los sistemas de previsión que por su evolución pudiesen generar emergencias donde tuviesen que aplicarse medidas de protección civil, recoge Europa Press.

La sala del 112 Asturias atendió, entre las 00.00 y las 8.00 horas de este domingo, 707 llamadas, la mayor parte, 557 fueron de emergencia, es decir relacionadas con algún tipo de incidente. La media de llamadas en las noches de los sábados, del pasado mes de octubre, ha sido de 307.

El caso de Gijón

El campo de golf de La Llorea como el del Tragamón en Gijón han tenido que ser cerrados al público para garantizar la seguridad tras el paso del temporal. El primero ha sido el más afectado por el viento. Dos grandes árboles han caído próximos a dos hoyos, seis han caído sobre varios caminos de servicio y otros seis han quedado descalzos. Además hay múltiples ramas que se deben retirar, según ha informado el Ayuntamiento de Gijón. También el Parque de Isabel La Católica permanece cerrado debido al paso de la borrasca Amelie. El Jardín Botánico Atlántico sí está abierto exceptuando la zona de La Isla.

La alcaldesa de Gijón, Ana González Rodríguez, ha recorrido diferentes zonas de perjudicadas y recuerda que la alerta sigue activada pidiendo a los ciudadanos que respeten las advertencias de la Policía Local y servicios de emergencias.

Múltiples daños en Avilés

La Policía Local de Avilés realizó numerosas actuaciones relacionadas con incidentes por viento y se registraron también abundantes llamadas de vecinos entre las 1.30 y las 5.30 horas de este domingo. Afortunadamente, no hubo que lamentar ningún daño personal, según ha explicado el consistorio. El parque de Ferrera se mantendrá cerrado y el parque del Muelle encintado hasta que los técnicos municipales de parques los revisen. El resto de parques se mantienen abiertos, con restos de ramaje y follaje en los de Versalles, La Luz, El Pozón, Cabruñana, La Toba y La Carriona.

Tanto la alcaldesa de Avilés, Mariví Monteserín, como concejales del Gobierno municipal y responsables de la Policía Loca, han recorrido durante la mañana las zonas afectadas. Monteserín ha destacado el trabajo de los servicios municipales durante la noche (Policía Local y empresa de limpieza, fundamentalmente), así como de Bomberos de Asturias.

Vientos de 130 kilómetros azotan el aeropuerto de Asturias

Alerta por temporal en Asturias
Alerta por temporal en Asturias

Las rachas máximas se alcanzaron de madrugada en el litoral central. Las boyas de Gijón registra olas de 10 metros

Vientos de hasta 130 kilómetros por hora han azotado del aeropuerto de Asturias. La costa central del Principado está siendo la más afectada por Amelie, el temporal que ha obligado al Gobierno regional a activado la fase de alerta 1 del Plan Territorial del Principado de Asturias (Platerpa) por rachas de viento pueden alcanzar hasta los 110 kilómetros por hora el litoral asturiano y olas que pueden llegar a los ocho metros. El aviso rojo en el litoral de la madrugada se ha reducido a una alerta naranja.

Las ráfagas de viento más intesas se registraron durante en el litoral. Los 130 kilómetros por hora los registro la estación de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), a la una y media de la madrugada. A las dos de la madrugada, en San Antolín de Ibias, se alcanzaban 108 kilímetros por hora y a las tres, 105 en Cabrales. 

Seguir leyendo

Comentarios

«Amelie» deja un rastro de daños: 250 incidentes en 46 concejos