La campaña del 10N rescata el miedo al extremismo

PSOE, PP y Ciudadanos llaman a votar contra los retrocesos sociales o los populismos de «propuestas patéticas»


Los encuestas electorales del únido domingo de esta campaña exprés han sacudido a los candidatos de todos los signos políticos. Son encuestas, sí. No resultados. Pero parece que todas apuntan una misma dirección. Así que de manera más o menos velada los números uno de las listas al Congreso y al Senado se han referido a esos sondeos. El mensaje común a PSOE, PP y Ciudadanos ha consistido en llamar a la movilización. Unos hablan de frenar a los populismos, otros a la extrema derecha, algunos solo a los extremismos, sin más apellidos. Ninguno ha ofrecido siglas concretas. Pero sus explicaciones han sido casi idénticas. Mientras, el cabeza de cartel de Vox, José María Figaredo, ha estado a lo suyo. No parece preocupado porque parezca que su único escaño en el Principado parezca lejos. El eco ha retumbado en mercadillos, encuentros con jóvenes o actos con militantes, escenarios típicos de un fin de semana en la carretera. Los políticos han acumulado mucha experiencia en los últimos años.

La Asturias vaciada

La número dos de la candidatura del PSOE por Asturias al Congreso y ministra de Sanidad en funciones, María Luisa Carcedo, ha afirmado que para evitar el despoblamiento en la zona rural del Principado es fundamental impulsar las comunicaciones. Durante una visita a Grado, Carcedo ha destacado que la reactivación de las obras en la A-63, tras los «paros» ejecutados por los Gobiernos del PP, será «muy importante» para articular las comunicaciones en el suroccidente asturiano, recoge EFE

Carcedo ha señalado también que para evitar el despoblamiento de las zonas rurales es imprescindible mantener la calidad de los servicios públicos, como la sanidad, la educación y la atención a la dependencia, que se han visto afectados por los «recortes» del PP. «Es imprescindible para afrontar ese reto que tenemos como país que se llama España vaciada», ha puesto de manifiesto.

Por otro lado, ha mostrado la necesidad de que los españoles no voten en las elecciones generales por el «retroceso» que representa una «extrema derecha» que ha sido «blanqueada» por el PP y Ciudadanos. «Su proyecto político es regresar a épocas de tristeza, de represión y que fueron un túnel en el que se metió este país durante cuarenta años», ha incidido. Carcedo ha insistido en el que la única fuerza política que puede evitar que la extrema derecha entre en un Gobierno de España es el PSOE.

Freno a los populismos

La cabeza de lista de la coalición PP-Foro al Congreso de los Diputados, Paloma Gázquez, ha pedido a Nuevas Generaciones que movilicen el voto joven para evitar que «se vaya» a opciones «populistas». «En la semana que queda hasta las elecciones debéis movilizar el voto joven para que no se vaya a partidos populistas que tiene propuestas patéticas», ha afirmado la dirigente del PP en una reunión con miembros de Nuevas generaciones.

Gázquez, que ha estado acompañada por la candidata del PP al Senado, Mercedes Fernández, les ha augurado a los jóvenes un «éxito estrepitoso» en su futuro si el partido que lidera Pablo Casado consigue «gobernar». También ha considerado que la creación de empleo es «fundamental» para que la juventud pueda desarrollarse, «porque de nada sirven las ayudas al alquiler si no se tiene un trabajo que permita pagar la renta». Ha añadido que los problemas principales de Asturias son la economía, la industrial y el empleo« y el déficit en infraestructuras.

Por su parte, el número dos de la coalición PP-Foro al Congreso, Isidro Martínez Oblanca, ha señalado que para luchar contra el desempleo y la desindustrialización de Asturias solo el programa de la coalición compromete la atención a las »prioridades« que necesita la comunidad. Mercedes Fernández ha prometido que la coalición impulsará una »revolución fiscal« que evite que el Principado siga pagando los impuestos más altos de todo el país.

Ciudadanos los llama «extremistas»

El cabeza de lista de Ciudadanos al Congreso por Asturias, Ignacio Prendes, ha llamado a la participación en las elecciones generales del votante «moderado y de centro» para evitar que los «extremistas» se hagan con el poder. Durante un reparto de propaganda electoral en Oviedo, el candidato asturiano, que ha afirmado que no teme a los pronósticos de las encuestas, ha señalado que dar el apoyo a Ciudadanos supone apostar por romper la política de bloqueo, «letal» para España.

«Las razones que había en abril para votar a Ciudadanos hoy todavía son más fuertes, porque seguimos pendientes de hacer las reformas que España necesita», ha abundado. Prendes, que ha compartido el «cabreo» y la «decepción» que tienen los españoles por tener que afrontar una repetición electoral, ha dicho que solo su formación asegura poner fin al «atasco» político. «El votante moderado y de centro se tiene que movilizar para evitar que sigamos bloqueados», ha comentado acompañado del cabeza de lista de Ciudadanos al Senado por Asturias, Nicanor García.

¿Qué dice Vox?

Voz sigue a lo suyo. Su cabeza de lista al Congreso por Asturias, José María Figaredo, ha reclamado la igualdad de Asturias frente al resto de comunidades, porque no puede estar «a la cola en todo y ser la maltratada de España». «En Vox queremos la igualdad entre todos los españoles, por eso no vemos justo que unas comunidades autónomas tengan más conexiones de alta velocidad, portuarias y aéreas que Asturias», ha denunciado el candidato asturiano durante una visita a Piedras Blancas.

Figaredo ha lamentado que Asturias cuenta con un aeropuerto «mal aprovechado» y una red portuaria preparada para la industria y para ser motor de la economía pero «igualmente infrautilizada» por la ausencia de conexiones ferroviarias. «No podemos estar a la cola en todo y ser los maltratados de España por culpa de un sistema autonómico que nos falla y que al final a quien apoya y premia es al partido nacionalista, al niño mimado que solo pide y pide», ha apostillado.

Otro discurso

El número dos de la candidatura de Unidas Podemos al Congreso por Asturias, Juan Ponte, ha defendido la aprobación de una «ley antideslocalizaciones» que cree unas condiciones de permanencia de, al menos, diez años para las empresas que desarrollan su actividad en el Principado. Durante un acto celebrado en Mieres, el candidato asturiano ha señalado que ésta es una de las medidas que su formación propone para evitar que se profundice en el desmantelamiento de la industria asturiana.

«No es de recibo que empresas que tienen grandes beneficios puedan aplicar ERES, como Vesuvius», ha señalado antes de defender la constitución de un Gobierno «fuerte» que ejecute un plan que dé «mayor musculatura» a la industria asturiana. Ponte ha recalcado que las empresas deben adquirir un compromiso social en el territorio en el que operan y «del cual extraen beneficios». También ha apostado por realizar una auditoría de los fondos mineros para conocer con «luz y taquígrafos en que se gastó el dinero que iba destinado a la reconversión industrial».

 

Comentarios

La campaña del 10N rescata el miedo al extremismo