Los sindicatos de Liberbank se enfrentan al ERE sin un acercamiento a la empresa

Las centrales firman un manifiesto en el que se oponen al recorte salarial. CSI cree que el banco ofrecerá migajas porque su intención es recortar salarios y acabar con el plan de pensiones

La sede central de Liberbank en Oviedo
La sede central de Liberbank en Oviedo

Redacción

La mayoría de los sindicatos de Liberbank, entidad nacida de la integración de Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, se han opuesto «frontalmente» a la intención del banco de recortar gastos salariales de la plantilla durante los próximos tres años por un importe cercano a 23 millones de euros anuales. Esa es una de las peticiones que han efectuado este jueves Comisiones Obreras, CSIF, STC-CIC, SIBANK, UGT, SIBANCA y APECASYC, que suman el 95,51 % de la representación legal de los trabajadores (ha quedado fuera CSI, que tiene el 4,49 %) en un documento en el que responden al recorte salarial de entre el 5 y el 8,75 % que la dirección de Liberbank quiere aplicar entre 2020 y 2022 y se anunció hace dos semanas.

Por su parte, CSI señala que las dos últimas semanas de conversaciones han sido un mero trámite para la dirección de la entidad bancaria, ya que el convenio vigente marca un plazo de 15 días de periodo de negociación antes de la presentación oficial del expediente de regulación de empleo (ERE). El presidente del comité de empresa de la red de oficinas en Asturias, José Ramón Estévez, cree que ha sido una formalidad pero que toda las reuniones no han tenido ningún espíritu de acuerdo.

También está convencido de que la propuesta final será diferente. «Tienen que demostrar que han negociado de una manera real», argumenta. Esto supone que les van a ofrecer migajas para pegar el tijeretazo donde realmente lo necesitan: en las aportaciones al plan de pensiones y en los salarios. Estos dos apartados suponen casi 15 millones de euros al año, de los más de 22 millones que Liberbank quiere ahorrarse. Las migajas es la paga por 25 años de servicio -88.000 euros al año- o los seguros de saluda y vida -529.000 euros. Esas cantidad, piensa Estévez, son asumibles cuando se está hablando de millones. CSI insiste en que es inasumible en una entidad con beneficios que reparte dividendos. «Será legal pero resulta inmoral», explica. De todos modos advierte, «aquí no está todo dicho».

No hay fecha todavía para la presentación oficial del expediente. No obstante, los sindicatos creen que será algo rápido. Es más que probable que la primera mesa de las consultas se convoque la próxima semana. La entidad puede hacerlo en cualquier momento. El único requisito es avisar con un plazo de 48 horas, de días hábiles. 

El resto de sindicatos 

Estos sindicatos piden que la dirección renuncie a negociar esos recortes salariales y a suprimir otros derechos y beneficios sociales, porque las «causas que tratan de acreditar» para aplicar esas medidas «carecen de fundamento alguno», de acuerdo con un comunicado de CCOO. Los empleados de Liberbank «ya han aportado más que suficiente», física y económicamente, en los recientes expedientes de regulación de empleo (ERE) que han soportado -tienen uno vigente que termina a final de año- y los supuestos que utiliza la empresa en su «afán de perpetuar los recortes» podrían no ajustarse a la ley, según la nota sindical que recoge EFE.

Liberbank, han denunciado, «está utilizando proyecciones futuras de tipos de interés y recreando escenarios futuros de crisis, algo que la reforma laboral no contempla. Por el contrario, la normativa exige que las razones que se utilicen para justificar los recortes sean probadas». La dirección del banco «pretende retorcer» la normativa probatoria, han añadido, a pesar de que no existe ninguna situación económica negativa, tal y como se ha encargado la propia empresa de comunicar a los mercados con motivo de la presentación de los resultados del tercer trimestre. Liberbank ganó 96 millones entre enero y septiembre, el 10,9 % menos que un año antes, por la menor contribución de resultados extraordinarios y de las operaciones financieras.

Los representantes de los trabajadores han destacado: «No vamos a ser partícipes en la cronificación de recortes, con más movilidad geográfica, modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y descuelgues del convenio colectivo», ni a permitir que continúen empeorando las condiciones laborales. Los sindicatos han efectuado estas manifestaciones porque «la plantilla de Liberbank vive inmersa en una tensión continua», presionada por la dirección, intimidada, con «la amenaza constante de despido, del traslado» o del cierre de la oficina, soportando «extensiones de jornadas fuera de horario» y «objetivos de venta inalcanzables». La acción de Liberbank ha subido en bolsa el 2,21 %, hasta 0,3054 euros.

Comentarios

Los sindicatos de Liberbank se enfrentan al ERE sin un acercamiento a la empresa