El Consejo Escolar rescata el debate del calendario: nada de vacaciones religiosas

ASTURIAS

Vuelta al cole
Vuelta al cole M.MORALEJO

Este órgano consultivo del Principado presenta 64 propuestas para mejorar el sistema, entre las que destaca una nueva organización más pedagógica

21 nov 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

El polémica no se ha disuelto como los azucarillos. Continúa larvado, entre corrillos docentes, foros de debate y órganos consultivos. ¿Cuenta Asturias el mejor calendario escolar posible? ¿Los periodos vacacionales tienen algún sentido? El Consejo Escolar del Principado ha reactivado el debate y ha tomado partido. Las fiestas religiosas no pueden marcar los ritmos del aprendizaje. Son necesarios criterios pedagógicos a la hora de organizar las horas lectivas de todas las etapas de la educación no Universitaria, que es la que le corresponde fijar a la Administración regional. Reclama un método más racional y equilibrado.

Esta es una de las 64 propuestas trasladadas por el Consejo Escolar del Principado a la Consejería de Educación dentro de su informe anual. Son iniciativas que han conseguido un amplio respaldo en los plenos y que persiguen una mejora de la calidad de la enseñanza. Abarcan desde medidas que mejorarían las condiciones sociolaborales de los docentes hasta la defensa de la escuela rural, planes de igualdad o la mejora de equidad del sistema. La responsable de Educación ha reconocido que pueden ser muy útiles a la hora de orientar la gestión y ha citado algunas concretas, como la necesidad de potenciar el número de plazas de 0 a 3 años en escuelas públicas.

A vueltas con el calendario

El debate del calendario escolar lo abrió en su día la Junta de Personal Docente no Universitario al presentar a la Administración una propuesta que despertó un airado rechazo de los padres. Las asociaciones se negaron en rotundo a analizarlo. La entonces presidenta de la Federación de Padres y Madres Miguel Virgós, Elena González, indicó que el análisis debía de ser más amplio y hablar no solo de vacaciones sino de periodos lectivos, lo que afectaba también a la organización de las jornadas. La Consejería de Educación optó por aparcar un modelo que organizaba el año en cinco periodos lectivos, en lugar de los tres actuales. Era el año 2015. Un tibio intento posterior siguió la misma suerte. En cambio, ha habido comunidades que han realizado algunos retoques en el mismo sentido en el que querían los sindicatos asturianos. Ese es el caso de Cantabria.