Pablo González reclama 540 euros a Luis Venta por el caso del envío anónimo con amenazas

La Voz

ASTURIAS

Los testigos presentan versiones contradictorias en el inicio del juicio contra el exsecretairo general del PP de Asturias

26 nov 2019 . Actualizado a las 14:07 h.

El abogado del exportavoz del PP en el Ayuntamiento de Gijón Pablo González ha pedido este martes que se condene al exsecretario general de la formación en Asturias Luis Venta al pago de una multa de 540 euros por un delito de amenazas leves contra el ahora portavoz adjunto del grupo popular en la Junta General del Principado.

El juicio, celebrado este martes en el Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón tras haber quedado suspendido el pasado 8 de octubre, se produjo a raíz de una denuncia presentada por Pablo González tras recibir una «carta anónima» en la que, supuestamente, se le amenazaba con desvelar determinadas irregularidades de empresas vinculadas con él.

La investigación permitió situar al entonces secretario general del PP asturiano en una oficina de Correos el pasado 23 de enero en el momento en que fue enviada la carta, cuya remisión ha sido admitida por Venta, pero no así el contenido que se le achaca.

En la vista el abogado del denunciante ha afirmado que ha quedado «claro» que Venta remitió una «carta amenazante» a Pablo González, por lo que ha pedido una sentencia condenatoria con la imposición del pago de una multa de tres meses con una cuota diría de seis euros.

Sin embargo, el abogado de Venta Cueli ha pedido la absolución de su defendido al asegurar que el ex secretario general del PP de Asturias reenvió la misiva pero que no ha quedado demostrado que él fuera también el autor.

La defensa, que sostiene que el texto de la carta «no es injurioso ni amenazante», considera que el caso tiene una «motivación política» dado que los protagonistas formaban parte de «facciones» contrarias de un mismo partido.

A su juicio, se ha pervertido el procedimiento porque un debate que tenía que haberse hecho en la «arena política» se ha producido en un juzgado.

«Lo que hice fue reenviar lo que había recibido como anónimo en mi despacho», ha afirmado Venta, quien ha insistido en que él no escribió la misiva.