Asturias no alcanzará el objetivo europeo de reciclaje para 2020

El vicepresidente del Principado reconoce que será muy complicado llegar al 50% de reutilización. Confía en que se alcance un porcentaje razonable

Contenedores de reciclaje en Gijón.Contenedores de reciclaje en Gijón
Contenedores de reciclaje en Gijón

Redacción

El vicepresidente del Principado, Juan Cofiño, ha reconocido que será muy complicado llegar al objetivo europeo de reciclaje, que plantea que el 50 por ciento de los residuos en 2020 sean reutilizados, algo que ha hecho extensible al resto de comunidades autónomas. No obstante, Cofiño ha señalado que la evolución en este ámbito está siendo «muy positiva», por lo que espera que Asturias alcance un porcentaje «razonable» a finales del próximo año y que estará «en la línea de otros territorios del país».

Cofiño ha realizado estas declaraciones durante la presentación de las actividades organizadas por el Principado con motivo de la Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP25), en una rueda de prensa en la que ha estado acompañado de la viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí. En esta comparecencia, el vicepresidente también se ha pronunciado sobre el estado de la planta de valorización química de Serín, que el año que viene tendrá una partida económica «muy importante» para que arranquen las obras.

Respecto a la agenda del Principado para la COP25, ha explicado que su programa no es «tan amplio como hubiese deseado el Gobierno regional» debido a la premura de la organización, llevada a cabo por el Ejecutivo central en un «tiempo récord». El programa dará comienzo mañana con la inauguración de la exposición «Un bosque de reserva», que se podrá visitar hasta el 17 de diciembre en la antigua Escuela de Comercio de Gijón y que muestra la importancia de los bosques y de las zonas verdes de la región como sumidero de dióxido de carbono y reserva para compensar las emisiones de gases de efecto invernadero.

Asimismo, el Palacio del Conde de Toreno de Oviedo albergará el miércoles el coloquio «11 de 11.000», en el que los once investigadores asturianos que forman parte del equipo de 11.000 científicos que confeccionaron el artículo «World Scientists Warning of a Climate Change» presentarán propuestas para luchar contra el cambio climático. El propio Cofiño participará en la presentación de «El modelo de gobernanza regional para la transición climática de Asturias», que tendrá lugar el 10 de diciembre en IFEMA, Madrid, y en el que se expondrá el trabajo realizado por el Principado para evaluar el impacto de la transición energética en la región.

Un día después el vicepresidente volverá a Asturias para asistir a la reunión «Climas10» en el Palacio del Conde de Toreno, un evento en el que los investigadores que pronosticaron cómo iba a afectar el cambio climático en el Principado hace 10 años se reunirán de nuevo para evaluar dichas previsiones. Otra de las actividades organizadas para esa semana es «Tiempo de actuar en la empresa», un encuentro en el que participarán varios directivos de empresas asturianas que expondrán sus estrategias empresariales hacia un futuro climáticamente neutro, y que tendrá lugar en el Edificio de Servicios Universitarios de Avilés.

Durante este tiempo, los escolares de Educación Secundaria también se involucrarán en esta materia con «Emergencia climática en la escuela», una actividad con la que conocerán cómo afecta el cambio climático a nivel local y global. Además de estas actividades, el Gobierno regional difundirá esta campaña a través de redes sociales, con los hashtag #COP25Asturias y #TiempoDeActuar, con los que los distintos miembros del Principado explicarán la importancia de frenar el cambio climático.

Pequeñas acciones del día a día para salvar el planeta

Laura Placer

La economía circular se erige como una de las soluciones al problema del cambio climático

Según el estudio Carbon Majors Report 2017 publicado por la organización sin ánimo de lucro CDP, el 71 % de la contaminación mundial es responsabilidad de tan solo 100 empresas. No es extraño que, ante esta realidad, muchas personas comienzan a cuestionarse si las acciones a nivel individual pueden influir en la mejora del medioambiente. La duda es más que razonable. Sin embargo, organismos como la ONU recalcan que «los consumidores no solo deben ser actores, sino también impulsores de los cambios que deben ocurrir en las etapas iniciales de producción». Es decir, no solo va a ser mejor para el medioambiente la adopción individual de medidas menos contaminantes, sino que la suma de individuos puede generar la presión suficiente a las marcas para que produzcan de forma más sostenible.

Seguir leyendo

Comentarios

Asturias no alcanzará el objetivo europeo de reciclaje para 2020