Luis Venta, absuelto en el caso de las amenazas a un concejal de Gijón

El exsecretario general del PP asturiano, que fue suspendido por Génova, alegó que se limitó a reenviar una carta a Pablo González

Luis Venta
Luis Venta

Una jueza de Gijón ha absuelto al exsecretario general del PP de Asturias, Luis Venta, del delito leve de amenazas que le imputaba el exportavoz del partido en Gijón y actual portavoz adjunto del Grupo Popular en la Junta del Principado, Pablo González, por el que afrontaba una multa de 540 euros.

La titular del Juzgado de Instrucción número 5 de Gijón considera acreditado que Luis Venta entregó a las 20:30 horas del pasado 23 de enero en una oficina de Correos de Oviedo una carta, sin remitente, ni mención alguna en su interior, dirigida a Pablo González.

En la carta se decía que a lo largo de los siguientes días recibiría información relativa a sus actividades profesionales y empresariales de los últimos años y se le relacionaba con mafias, prebendas e ilegalidades, subvenciones y derroche de personas que «como él» han estado y «están en el ajo».

El juez mantiene en la sentencia, contra la que cabe recurso, que la carta era anónima y no se ha podido probar que Luis Venta fuera el autor de su contenido.

Venta defendió en la vista oral que se limitó a reenviar a González un anónimo que había recibido en su despacho de la Junta General.

La denuncia presentada por González llevó a la dirección nacional del partido a abrir un expediente a Venta y a proceder a su suspensión provisional del cargo de secretario general del PP de Asturias.

Venta, que contó con el respaldo de la ex presidenta del partido, Mercedes Fernández, siempre defendió que la decisión adoptada por la dirección nacional del PP fue «injusta y arbitraria» dado que se limitó a enviar al entonces portavoz en el ayuntamiento gijonés un texto anónimo que había recibido para que tuviera conocimiento del mismo -«uno más de los muchos que me llegan»- sin amenazar en ningún momento a González.

Por su parte, González fue apoyado por la candidata autonómica del PP, Teresa Mallada, -designada para el cargo por la dirección nacional-, e incidió en que el informe policial evidenciaba que Venta envió a González el anónimo, un comportamiento que calificó de «indigno».

Finalmente, la juez ha acogido la tesis del abogado defensor, Javier Díaz Dapena, que había sostenido en el juicio, celebrado el pasado 26 de noviembre, que Luis Venta se había limitado a remitir la carta, anónima, pero él ignoraba su contenido.

La sentencia estima que el contenido no es susceptible del tipo penal de amenazas, con independencia de que González pueda acudir a la vía civil por la lesión del derecho al honor.

La juez considera relevante que, en el juicio, González no concretara «temor alguno» a Venta, requisito indispensable para la existencia del tipo penal, o haya contextualizado, en ninguna forma, la remisión del escrito, salvo para afirmar, «de forma genérica e inconcreta», que ambos tienen «una línea distinta» en el PP.

González tampoco relacionó, según la juez, expresamente, la recepción de la comunicación, con ninguna actitud, comportamiento u omisión, que Venta pudiera perseguir por su parte, o que le hubieran podido solicitar o pretender de él, expresa o tácitamente.

Según detalla la sentencia, en el interior del sobre había una fotografía, extraída de Google Maps, del bajo de un inmueble ubicado en la calle María Dolores de Gijón, y a la que se aludía como «la milla de oro de Gijón».

En la carta se le nombraba como «Pablo, Pablito, Pablete», se citaba a varias empresas relacionadas con él y se le comunicaba que a lo largo de los siguientes días recibiría información relativa a sus actividades profesionales y empresariales de los últimos años.

El autor de la carta explicaba que esa fotografía ilustraba bien que se estaba hablando de una «mafia, prebendas e ilegalidades, subvenciones públicas y derroche para enriquecimiento ilícito de personas» que, como él, siendo administrador único o no, «ha estado y está en el ajo».

El texto añadía que estaban «engañando y robando» a los gijoneses y la cuestión era saber quién robaba más, si el PSOE o el PP, informó EFE

El PP asturiano, en piloto automático hasta 2020

L. Ordóñez
Teresa Mallada
Teresa Mallada

Sin presidente interino ni secretario general, el congreso para la elección de la nueva dirección regional no se celebrará al menos hasta febrero

Tras los convulsos meses que siguieron a la designación por parte de Génova de Teresa Mallada como candidata en las elecciones autonómicas, las aguas internas del PP asturiano parecieron apaciguarse un poco con la renuncia de Mercedes Fernández a la presidencia del partido regional y su marcha al Senado (escaño que logró en noviembre). Sin embargo, la formación se mantiene con una dirección interina fantasma, en la que no hay un responsable nombrado por Madrid y también sin secretario general después de la suspensión de Luis Venta por un caso de supuestas amenazas que se está dirimiendo en los tribunales. El PP de Asturias tiene dos relevantes huecos en la cúpula de su directiva (ni presidente, ni secretario general) y no hay perspectivas de que esa situación se resuelva en el corto plazo. Todo lo que quedó aparcado por la repetición electoral se mantiene por el momento en el mismo estado y no hay fechas fijadas tampoco para la celebración de un congreso regional en el que debe concretarse el nombre de quien se pondrá al frente de la presidencia regional, no al menos hasta comienzos del año próximo y no antes de febrero.

Seguir leyendo

Comentarios

Luis Venta, absuelto en el caso de las amenazas a un concejal de Gijón