«Aunque sea poquito siempre es bueno repartir dinero en el barrio»

Los loteros que han repartido la fortuna se encomiendan al sorteo del Niño

La dueña de la administracion de la calle Arzobispo Guisasola, en Oviedo, que vendio 20 décimos de un quinto premio
La dueña de la administracion de la calle Arzobispo Guisasola, en Oviedo, que vendio 20 décimos de un quinto premio

Redacción

El Principado ha recibido un cuarto y cinco quintos repartidos por administraciones de varias localidades de la comunidad. El montante total asciende a solo 346.000 euros. Ha sido agraciada con un cuarto premio y cinco quintos, pero con solo 51 décimos de los quintos y dos con los cuartos. Los loteros de la región se muestran felices, pero esperaban que cayera un pellizco más grande en Asturias. «Estamos muy contentos de haber repartido dos quintos y un cuarto, pero nos apetecía que Asturias se llevara más porque se lo merece, que estamos un poco aislados», cuenta Rosa Acebal, de la administración de Lotería de Jovellanos, 8, en Oviedo. Por su parte, la administración de la calle Doctor Severo Ochoa en Avilés parece que conoce bien el sabor de repartir quintos premios. «En cuatro años que llevamos con la administración, hemos repartido tres premios. Hemos cogido con ganas el negocio», expresa Olga Sambricio, entre risas. En este último caso, se conocía ya esta mañana quién era el dueño del boleto premiado, y resultó ser un cliente habitual. 

Por su parte, la administración de la calle José Las Clotas, 1, en Gijón, ya ha perdido la cuenta de las veces que han repartido premios. «Desde 1913 han caído muchos años algunos premios, pero siempre lo celebramos como si fuera la primera vez. La ilusión por repartir nunca se pierde», cuenta Dolores Suárez. En el número 3 de la plaza Palacio Valdés, de Pola de Laviana, reciben con alegría su primera vez. «Es nuestro primer premio de la Lotería de Navidad, estoy muy nerviosa e ilusionada, a la vez», explica Ana Isabel González. Por su parte, María Jesús García, de la administración luanquina de la plaza Zapardel, anima a la gente a «comprar lotería del sorteo de El Niño, ahora que hemos repartido un quinto premio».

Todas las administraciones muestran su felicidad y alegría al repartir las pequeñas migajas que la Lotería de Navidad de este año ha querido dejar en Asturias, pero, al mismo tiempo, muestran el agridulce sabor de boca que deja el no haber repartido nada de los primeros tres grandes premios. «Todo lo que sea repartir premios es bueno, pero ya podía haber sido el Gordo. No queda otra que conformarse», expresa José María Vicente, dueño de la administración de Ribadesella donde se repartió un quinto premio. «Aunque sea poquito, siempre es bueno repartir dinero en el barrio», coincide Marta Pasarín, de la administración de la avenida del Llano, 59, en Gijón. 

La suerte sonríe a Asturias con un cuarto premio y cinco quintos

La Voz

El número agraciado con el cuarto premio, el 49797, ha sido vendido en Oviedo y en Grado. Los números 06293, 74770, 66212, 81610 y 69823 se han vendido en localidades como Gijón, Oviedo, Ribadesella, Belmonte, Pola de Allande, Pola de Laviana o Luanco

Uno de los gordos más madrugadores de la historia pasó de largo por Asturias en el sorteo de lotería, pero no fue así con un cuarto premio y cinco quintos premios que se han cantado y cuyos números se distribuyeron en varias localidades de Asturias. El cuarto premio fue vendido en la administración de la calle Jovellanos en Oviedo, que ha vendido también otros dos quintos premios. El otro cuarto premio ha sido repartido en Grado, en la administración de la plaza del General Ponte, que también vendió otro quinto premio. Ambas administraciones han vendido un solo décimo agraciado con 20.000 euros cada uno. 

Seguir leyendo

Comentarios

«Aunque sea poquito siempre es bueno repartir dinero en el barrio»