La dirección nacional impone a Ciudadanos votar en contra de los presupuestos de Barbón

La aprobación de las cuentas depende ahora de la postura de Podemos o de que uno de los diputados de Foro respalde el proyecto

La portavoz de Ciudadanos en la Junta General del Principado de Asturias, Laura Pérez Macho
La portavoz de Ciudadanos en la Junta General del Principado de Asturias, Laura Pérez Macho

Oviedo

La gestora que dirige Ciudadanos a nivel nacional ha impuesto a su grupo parlamentario en la Junta General del Principado cambiar su voto para pronunciarse en contra del presupuesto de la comunidad autónoma para 2020, pese al acuerdo alcanzado con el Gobierno socialista.

Fuentes de la formación naranja en Asturias han confirmado a Efe esta decisión, que supone modificar el criterio aprobado por unanimidad por los cinco parlamentarios de Ciudadanos en el Principado de facilitar con su abstención que las cuentas salieran adelante para evitar una prórroga presupuestaria. La medida ha causado malestar en el seno del grupo parlamentario, del que forma parte el secretario de organización de Cs en Asturias, Sergio García, dado que su decisión de abstenerse en la votación de las enmiendas de totalidad presentadas por PP y Vox y de pactar una serie de modificaciones parciales con el Gobierno que preside Adrián Barbón recibió el beneplácito de la dirección autonómica del partido.

Las mismas fuentes han señalado que algunos de los diputados que integran el grupo parlamentario de Ciudadanos en el parlamento asturiano han expresado ya «problemas de conciencia» a la hora de actuar como pide la dirección nacional y de votar en contra del dictamen del proyecto de ley, que se debatirá esta mañana en el pleno de la Cámara regional al igual que las enmiendas parciales de los distintos grupos.

El PSOE cuenta con el respaldo de sus veinte diputados y de los dos de IU en un parlamento de 45 escaños con lo que podría ver rechazado el primer presupuesto del Ejecutivo de Barbón si el resto de formaciones votase en contra del dictamen. No obstante, tanto Podemos como uno de los dos diputados de Foro ya optaron, al igual que Ciudadanos, por la abstención en la votación de las enmiendas de totalidad para dejar que el presupuesto siguiera tramitándose. La formación morada, que cuenta con cuatro escaños, no ha hecho público el sentido de su voto a la espera de que el Gobierno acepte algunas de sus enmiendas parciales mientras que la división existente en Foro llevó a sus diputados a votar de manera distinta en el debate de las de totalidad.

Así, su secretario general, Adrián Pumares, optó por la abstención siguiendo la línea marcada por la dirección del partido que lidera Carmen Moriyón mientras que el segundo diputado de Foro, Pedro Leal, adscrito al sector que lidera Francisco Álvarez-Cascos, votó a favor de las enmiendas de totalidad y previsiblemente mantendrá la misma postura en el pleno que se celebra esta mañana.

Comentarios

La dirección nacional impone a Ciudadanos votar en contra de los presupuestos de Barbón