Si eres un fanático del pescado esto es lo que te espera en Nochevieja

Las pescaderías de Asturias se preparan para la última cena del año

Mesa preparada para una cena navideña
Mesa preparada para una cena navideña

Redacción

El Fin de año está a la vuelta de la esquina, y no son pocos los españoles que dejan la tarea de ir al supermercado para el último día. Todos ellos, se van a encontrar precios un tanto desorbitados con respecto al resto del año, pero se gastarán por cabeza, menos que en la cena del 24 de diciembre. Apenas unas horas antes de la última cena del año, el pescado sigue siendo el alimento más caro estas navidades, pero los bolsillos sufrirán menos que en Nochebuena

El besugo se vendía hace apenas un mes, a 21 euros el kilo y a pocas horas de Nochevieja, el precio ha ascendido a los 70 euros el kilo, bajando 28 euros con respecto a la cena de Nochebuena. Eso sí, ahora le sigue de cerca la lubina, a 60 euros el kilo, mientras que hace apenas una semana era la opción más económica, por 28 euros el kilo. La pieza entera de pixín se queda en los 40 euros. Y es la merluza la opción más rentable en cuanto a los grandes pescados protagonistas de estas fiestas, costando un total de 19 euros el kilo, frente a los 43 euros de la cena de Nochebuena.

Los mariscos y crustáceos frescos también han vivido una bajada considerable de los precios, frente a la cena del 24, hace apenas una semana. El kilo de almejas recupera su precio de hace un mes, 20 euros, frente a la subida hasta los 62, hace siete días. Los percebes son unas de las piezas que mantienen su precio similar a hace unos días, rondando los 60 euros el kilo. El langostino fresco sube frente a hace una semana, cuando estaba a 30 euros el kilo, hasta los 39 euros el kilo. Aunque siempre existe la opción más económica de los langostinos congelados, que mantienen el precio de la semana pasada: 11,20 euros la caja de 800 gramos.

Menos cambios, por no decir ninguno, han sufrido las gambas o el gambón. Las primeras se venden por 30 euros el kilo, al igual que hace una semana, y el gambón mantiene su precio de 9,95 euros el kilo. El centollo ha disminuido su precio. Un amante del marisco podrá disfrutar de un centollo fresco por 12 euros el kilo, cuando hace una semana lo encontraba cerca de los 30 euros. Por el contrario, la nécora, ha pasado de los 25 euros el kilo a los 56 euros.

La carne se mantiene como la opción más económica

Si viendo los precios, el desembolso del pescado no es una opción, siempre nos quedará la carne. El cordero o el cabrito, mantienen los precios de la semana pasada, sin apenas modificarse en céntimos. Podemos encontrar una pieza de cordero por 13 euros el kilo, y el cabrito se vende por 18 euros el kilo, exactamente los mismos precios encontrados en la carnicería hace una semana. Otras opciones más exquisitas, aunque también más caras, son el solomillo, que se sitúa en 40 euros el kilo, ocho euros menos que para la cena de Nochebuena.

El jamón es el producto invariable para estas fechas. Podemos encontrar las mismas piezas que compramos hace una semana por el mismo precio que entonces, y que durante el mes de noviembre. Hay infinidad de opciones, desde un 5 jotas por 350 euros, hasta versiones más económicas por 129 euros. También pueden encontrarse packs de jamón 5 jotas a 27,50 euros (80 gramos), jamón de bellota por 20 euros (120 gramos) o jamón ibérico por 7,95 euros (110 gramos).

Los postres no varían y están al alcance de todos los bolsillos

Después del embutido, las carnes, los pescados y el marisco, aunque parezca imposible siempre queda espacio para los dulces. Nadie se resiste a la bandeja de turrones, mazapanes y surtidos que se prepara para el final de la cena. En cuanto a los turrones, podemos encontrar desde tabletas de marca blanca por 2 euros, hasta una tableta de turrón Valor, envasada en caja de madera, por 20 euros. Entremedias, encontramos una amplia variedad, como las bandejas de surtidos de Delaviuda por 8,65 euros, o sus tabletas de 4,50 euros, los turrones 1880 por precios entre los 5 y los 7 euros, o los clásicos de El Almendro, a 5,50 euros. Con los polvorones pasa un tanto de lo mismo, desde los 5 euros del pack de Delaviuda, hasta los 3,75 euros de los polvorones Blanco. Es común encontrarse con bandejas de surtidos a gusto de todos, como la de Doña Jimena, por 13,45 euros, o La Estepeña por 18,90 euros, casi dos kilos.  

Los bombones también mantienen sus precios. La caja de 88 bombones de Nestlé Caja Roja se puede encontrar por 16,49 euros, un precio que no varía a lo largo del año. Aunque hay otras marcas que realizan ofertas de cara a estas fechas. Es el caso de los famosos Ferrero Rocher, cuyo mayor pack, que contiene 42 bombones, marca un precio de 16,99 euros durante todo el año. Actualmente, podemos encontrarnos con una oferta que nos ofrece la segunda unidad al 50%.

Las bebidas, al mismo precio

Los amantes de cenar con vino y brindar con champán, cava o sidra, no encontrarán grandes diferencias con respecto a la semana pasada.  Por ejemplo, quien se decante por un vino rioja se pueden encontrar la botella de Marqués de Cáceres por 6,95 euros o la de Monte Real por 13,95 euros, con una oferta de la segunda unidad a mitad de precio. Un Marqués de Riscal puede encontrarse por 14,40 euros, o un Beronia por 11,91 euros la botella. Para quienes prefieran vino blanco, un Mar de Frades con denominación de origen Rías Baixas, ganador del Albariño Atlántico de 2018, se vende por 14,95 euros la botella, o un Blume por 5,39 euros, exactamente igual que la semana pasada.  Sin embargo, para quien prefiera un rosado también dispone de varias opciones. Desde un Francis Coppola por 25,25 euros la botella, o un Viuda Negra por 9,70 euros, a un Gran Feudo por 3,29 euros o el clásico lambrusco por 4,99 euros.

Para los brindis con sidra, El Gaitero ofrece todas sus variedades por menos de 3 euros la botella. Desde los 2,50 euros de la clásica, pasando por los 2,05 de la sidra sin alcohol, a los 1,90 euros de la variante semiseca, sin ningún tipo de modificación respecto a la pasada semana. Para aquellos que prefieran la opción del cava, el Anna de Codorniu se vende a 8,39 euros la botella, con oferta respecto a la semana pasada, de unos 50 céntimos, o el Freixenet por 6,30 euros, dos euros menos que para Nochebuena, y además con la segunda unidad a mitad de precio. Sin embargo, para aquellos paladares más finos que opten por el champán, pueden desembolsar desde los 142 euros que cuesta un Don Perignon, hasta los 40 euros de un Veuve Clicquol, pasando por los 47,79 euros que cuesta una botella de 75 centilitros de Moët Chandon.

Las uvas, a precios asequibles

Si algo no puede faltar en esta última cena del años son las uvas. Son incluso más importantes que todos los demás platos, por muy ricos que estén, si queremos empezar bien el año. Y desde luego no es difícil encontrar el kilo de uvas blancas rondando entre los 2 y los 3 euros, para que nadie se olvide de tomar sus doce y disfrutar del primer año de la nueva década. 

La cena de Nochebuena más cara en años: el pescado está por las nubes

Carla Vega
Pescadería de El Fontán

La carne, por el contrario, se convierte en la opción más barata en la cesta de la compra para las copiosas comidas y cenas navideñas

Si ha sido usted de los que han optado por dejar las compras navideñas para última hora, y es amante del pescado, no es su día de suerte. A apenas unas horas de la primera de tantas comidas que nos esperan en estas fechas los supermercados se llenan de gente en busca de la ganga, y no será precisamente en la pescadería donde la encuentre. Y es que estamos ante los precios más altos de los últimos años en cuanto a productos marinos, provocando una subida estratosférica de las cestas de última hora. Bien es cierto que durante estos últimos meses el pescado no está precisamente barato, ya que por las condiciones climatológicas su pesca no está siendo sencilla, pero durante el último mes, con las navidades a la vuelta de la esquina, los precios se han disparado.

Seguir leyendo

Comentarios

Si eres un fanático del pescado esto es lo que te espera en Nochevieja