Barbón llena la Junta de asientos rojos

ASTURIAS

Adrián Barbón celebra la victoria electoral junto a Maria Luisa Carcedo y Adriana Lastra
Adrián Barbón celebra la victoria electoral junto a Maria Luisa Carcedo y Adriana Lastra

Los socialistas remontaron y consiguieron 20 escaños, más que la suma de PP, Ciudadanos, Foro y Vox. Gobernarán cómodamente cuatro años con el apoyo de IU

08 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

El PSOE asturiano, como pronosticaban las encuestas, no se quedó atrás. Mejoró sus resultados con el nuevo candidato y secretario de la Federación Socialista Asturiana, Adrián Barbón. El partido de la rosa amplió su mayoría desde los 14 hasta los 20 escaños, una victoria holgada muy cerca de la mayoría absoluta (23) que le permitió pactar con relativa facilidad el apoyo de dos diputados de IU y la formación de gobierno. Los resultados de Barbón sumaron más que toda la derecha asturiana junta, ya que el PP obtuvo 10 diputados; Ciudadanos, cinco; Foro, dos; y Vox, que entró por primera vez en la Junta, otros dos; en total 19 de un hemiciclo que cuenta con 45 escaños.

Por su parte, Podemos sufrió un descalabro, de 9 a 4 asientos, una cuarta posición entre las fuerzas políticas, y cayó en la práctica irrelevancia respecto al nuevo rumbo político de la comunidad asturiana. Barbón, de 40 años de edad, llegó a la secretaría de la FSA-PSOE y la candidatura a la presidencia impulsado por la turbulenta victoria de Pedro Sánchez en las primarias federales. La retirada de Javier Fernández, un hombre discreto y poco mediático que cada vez obtenía peores resultados electorales, dejó el camino abierto para la recuperación con las bendiciones de Ferraz. 

El éxito de de Barbón pasó por el afianzamiento de un partido post Tini Areces algo mustio y una campaña en la que su estrategia fue, dicen, la más acertada. Supo pasar el primer debate televisivo de Asturias al que llegó en condición de favorito mostrando un perfil institucional y sin ninguna metedura de pata, lo que es condición sine qua non para pasar pantalla.