Los fármacos para dejar de fumar no son gratis en Asturias por un retraso informático

Susana Machargo
Susana D. Machargo REDACCIÓN

ASTURIAS

El Principado espera que la adaptación del software de la receta electrónica esté lista en cuestión de semanas. Las farmacias cuentan con stock suficiente

21 ene 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

No es una pastilla mágica. Está prescrita para aquellos pacientes que suman más de un fracaso en su intento de dejar de fumar y que han pasado por un proceso pautado que incluye otro tipo de terapias. Desde el pasado 1 de enero, tanto el Champix como el Zyntabac, que son los nombres con los que se comercializan la vareniclina y el bupropion, están dentro del catálogo de medicamentos financiados por la sanidad pública. Hasta ahora se vendía bajo receta pero el paciente los pagaba de manera íntegra y no son baratos. Fue una decisión de la ya exministra Luisa Carcedo en su lucha contra el tabaquismo. Sin embargo, en Asturias esa gratuidad todavía no es real. El Principado se encuentra en la actualidad inmerso en una adaptación de los procedimientos tecnológicos, es decir, están adaptando los software informáticos para incluirlos en la receta electrónica. ¿Cuándo estará listo? La previsión es que sea en breve, en cuestión de unas semanas. Así lo han confirmado fuentes de la Consejería de Salud.

No es la única comunidad autónoma a la que la medida ha pillado a contrapié. La noticia de que ambos fármacos se iban a financiar se adelantó a finales del mes de septiembre y en ese momento todas las partes se pusieron a trabajar. Los laboratorios, por ejemplo, tuvieron que adaptar los formatos. Los Gobiernos, sus sistemas. Asturias no ha llegado a tiempo. En Aragón tampoco fue efectivo hasta hace unos días. En Galicia, se comenzó a vender 10 días después. Poco a poco todos los territorios se van enganchando.

Todo listo  

Mientras tanto, crecen las consultas en las farmacias de los pacientes interesados en saber cómo va a funcionar y los laboratorios ya están sirviendo los nuevos formatos de los dos medicamentos, con el pertinente cupón que se retira cuando está financiado por la sanidad pública. La Cooperativa Farmacéutica Asturiana, Cofas, explica que no tiene ningún problema de aprovisionamiento con el Champix. Las reservas de Zyntabac, en cambio, son algo más escasas, con un stock que sí podría terminarse en cuestión de semanas. No obstante, Zyntabac es el que menos se prescribe de los dos.