¿Son suficientes las 113 plazas que Educación quiere crear para el curso que viene?

ANPE denuncia que la consejería mantiene las elevadas tasas de interinidad y que no recupera los funcionarios amortizados durante la crisis

Aula de un colegio
Aula de un colegio

Una plantilla con 9.398 funcionarios de carrera, es decir, 113 más que en el curso actual. Esa es la propuesta que la Consejería de Educación ha pasado a los sindicatos y que se comenzará a negociar en la mesa sectorial en unos días, en concreto, a finales de esta semana. ¿Es una cifra que cubre las necesidades reales de la escuela pública asturiana? El sindicato ANPE ya ha adelantado su postura: esa planificación mantiene las enquistadas tasas de interinidad y no es suficiente para recuperar las plazas amortizadas durante la crisis. Los grandes números hablan por sí solos. Si este año hay más 3.000 vacantes ofertadas a interinos en el inicio de las clases, 133 plazas más en la plantilla no resuelven nada. Pero, además, ha realizado un estudio pormenorizado de cada cuerpo docente e, incluso, por asignaturas en Secundaria. Así ha concretado, por ejemplo, que hay menos profesionales de Infantil y menos de Primaria.

«Es una propuesta decepcionante, muy alejada de las verdaderas necesidades del sistema educativo y no sufraga la amortización de 652 plazas desde el inicio de la crisis en 2010», ha explicado su presidente, Gumersindo Rodríguez. Ha recordado que hay más de 3.000 interinos en las aulas asturianas que son imprescindibles para garantizar el correcto funcionamiento de los centros. Además, con la incorporación de eventuales, piensa que la administración trata de «maquillar levemente los recortes efectuados en años de recesión y que han llevado a la escuela pública a estas altísimas tasas de interinidad y precariedad, con excesivos contratos a media jornada».

Lo que solicita es que se tengan en cuenta todas las alegaciones presentadas por los centros, incluso las que han sido rechazadas en primera instancia. ANPE quiere que se lleven a la mesa de negociación sindical porque las direcciones de los colegios y de los institutos «son las auténticas conocedoras de la realidad educativa».

El estudio

ANPE ha comparado la estructura de este curso con la que propone la consejería que, en teoría, ya ha informado a los centros, ya ha recibido sus alegaciones e incorporado sus peticiones. Tras este minucioso estudio, ha denunciado que en el cuerpo de maestros, en las especialidades de Infantil (-20) y Primaria (-23) es «donde se concentran el mayor número plazas amortizadas». Ha reconocido que la creación de plazas se concentra en las especialidades encargadas de la atención a la diversidad, como Pedagogía terapéutica (+35) o Audición y lenguaje (+15). El saldo total, con sus sumas y sus restas, es de tres plazas más. ¿Cómo lo analiza? El sindicato entiende que en Infantil se ha producido un descenso de natalidad que arrastra «el lógico descenso de plantilla». Pero no comprende el recorte en Primaria, ya que Educación pierde la oportunidad de cumplir el acuerdo de plantillas que obliga a que el tutor de cada grupo sea un maestro de Primaria. 

El aumento real se da en el cuerpo de Secundaria y Formación Profesional (FP), con la creación neta de 110 plazas. Las especialidades que más crecen son Matemáticas (18), Inglés (18), Orientación (10), Lengua Castellana (16), Física y Química (10), Geografía e Historia (18), Educación Física (+12), y Biología y Geología (5). «Es decir, son las asignaturas troncales de la LOMCE, que han registrado un aumento de la carga horaria y recuperación de las 18 horas lectivas semanales», ha explicado Gumersindo Rodríguez. En Formación Profesional (FP) destacan las subidas en Sistemas y aplicaciones informáticas (+8), Operaciones de producción agraria (+3) y en Formación y Orientación Laboral (+4).

ANPE ha denunciado que con este retoque en la plantilla será imposible recudir la tasa de interinidad al 8% en el año 2022, tal y como comprometieron las administraciones públicas. Pero lo que le parece más grave es que se estabilice el número de medias jornadas, que está situado en torno a los 1.000 contratos, porque supone «un empleo precario». El sindicato cree que la reducción de la jornada lectiva a 18 horas es una oportunidad para completar la jornada a aquellos que tienen menos horas. Por eso no entiende por qué la consejería, en cambio, las perpetúe. 

Gumersindo Rodríguez ha lanzado multitud de datos para defender estos argumentos. En la primera convocatoria de interinos del curso 2019/20 se adjudicaron 2.980 plazas vacantes y en la segunda otras 595, muchas de ellas vacantes. Además, ha explicado que este borrador de plantillas sobre el que van a comenzar a trabajar no recoge la creación de las 417 nuevas plazas como consecuencia de la recuperación de las 18 horas lectivas semanales en Secundaria.

¿A quién le gusta estudiar? La Eso desmotiva

Susana D. Machargo

Dos informes del Principado revelan cómo el paso a la Secundaria deja en el camino incluso a alumnos que disfrutan con los estudios. Los malos resultados lastran más que proceder de entornos desfavorecidos

¿A quién le gusta estudiar? Esta pregunta el punto de partida de una investigación encargada por la Consejería de Educación para conocer un poco mejor el perfil de sus alumnos y así saber cómo acompañarles durante todo el proceso de aprendizaje. Si los que responden son alumnos de Primaria de cuatro de Primaria, con nueve años, entonces más de seis de cada diez disfrutan. En segundo de Secundaria, se ha perdido a la inmensa mayoría. La motivación solo es alta en el 16%. ¿Qué puede pasar en solo cuatro cursos para que se produzca este drástico descenso que, además, tiene un efecto directo sobre las notas? Un segundo trabajo también encargado por la propia Administración educativa aporta alguna luz. En ese mismo lapso de tiempo, es decir, en el paso a la ESO el autoconcepto académico describe la misma trayectoria de caída en picado. Dejan de confiar en sus posibilidades de aprendizaje. Esa pérdida de seguridad es más significativa en aquellos que suspenden y, sobre todo, en aquellos que han repetido. Estas conclusiones parecen apuntalar los argumentos de la actual consejera, Carmen Suárez, que ha señalado en repetidas ocasiones que pasar dos años en el mismo curso no es ninguna garantía de éxito.

Seguir leyendo

Comentarios

¿Son suficientes las 113 plazas que Educación quiere crear para el curso que viene?