Los anticuerpos del colesterol bueno ayudan a predecir aneurismas en la aorta abdominal

Una investigación de la Universidad de Oviedo realizada en pacientes abre nuevas vías de diagnóstico y tratamiento

Javier Rodríguez Carrio y Ana Suárez
Javier Rodríguez Carrio y Ana Suárez

Investigadores del CIBERCV en el Instituto de Investigaciones Sanitarias Jiménez Díaz y de la Universidad de Oviedo sugieren que los niveles de anticuerpos frente al colesterol bueno (HDL) podrían ser un biomarcador para diagnóstico y pronóstico del aneurisma aórtico abdominal (AAA), una enfermedad que se caracteriza por la dilatación de la aorta abdominal. En su estudio, publicado en la revista Journal of Clinical Medicine, han demostrado la presencia de anticuerpos circulantes frente al HDL en pacientes con aneurisma aórtico abdominal. Además, sugieren que la respuesta inmunitaria frente a las HDL podría ser un mecanismo patogénico clave en la evolución de esta enfermedad de los vasos sanguíneos.

El aneurisma aórtico abdominal generalmente se caracteriza por la acumulación de colesterol y células inmunitarias en la pared aórtica, que desencadenan una respuesta inmune-inflamatoria. Por ello, las HDL juegan un papel clave al prevenir esta acumulación de colesterol en células inmunitarias (principalmente en macrófagos) en la pared arterial.

Antecedentes

Estudios previos de estos investigadores habían demostrado que los niveles bajos de colesterol HDL se asocian a la presencia de aneurisma aórtico abdominal y que existen formas modificadas de HDL en la pared aneurismática. Sin embargo, los mecanismos exactos que conducen a la disminución de los niveles de HDL «siguen siendo desconocidos». También habían demostrado previamente la presencia de anticuerpos generados frente a las HDL (anti-HDL) en diversas enfermedades autoinmunes.

Este nuevo trabajo, apoyado por la Fundación la Caixa, puso el foco en investigar la presencia de los anticuerpos anti-HDL en pacientes con esta enfermedad y su posible asociación con las características clínicas. Para ello, se analizaron los niveles circulantes de anticuerpos dirigidos frente a las HDL (anti-HDL) en plasma y tejidos de 488 pacientes diagnosticados y 184 controles sanos. Los resultados demostraron un aumento en los niveles de estos anticuerpos anti-HDL en plasma de pacientes con AAA, de forma independiente a factores de riesgo. Asimismo, se asociaron negativamente con los niveles de colesterol HDL y positivamente con el tamaño de la aorta, un marcador que se usa para seguir la evolución de estos pacientes. Además de estos datos, los autores detectaron la presencia de estos anticuerpos en la pared arterial de pacientes con AAA, lo que sugiere una respuesta inmunitaria frente a las HDL en la pared aneurismática como uno de los mecanismos de progresión de esta enfermedad.

«La presencia de estos anticuerpos puede proporcionar pistas adicionales para comprender la estratificación del riesgo en estos pacientes, lo que representa un aspecto clave en el tratamiento clínico», explica uno de los autores, José Luis Martín Ventura. Por otra parte, Javier Rodríguez Carrio, primer firmante del artículo, señala que «la detección de anticuerpos es una técnica relativamente simple, objetiva, reproducible y factible en la mayoría de los hospitales, lo que proporciona ventajas adicionales sobre técnicas más sofisticadas y menos accesibles».

No obstante, los investigadores señalan la necesidad de estudios adicionales en este campo. «Desde un punto de vista clínico, se justifica una mayor investigación para dilucidar el papel exacto de los anticuerpos anti-HDL como biomarcadores para la estratificación de pacientes y el manejo clínico, así como su contribución a los mecanismos del aneurisma de aorta abdominal», concluyen.

Un estudio asturiano predice el desarrollo de la metástasis del cáncer de mama

La Voz
El 80% de las mujeres gallegas de más de 50 años participan en el programa de cribado de cáncer de mama
El 80% de las mujeres gallegas de más de 50 años participan en el programa de cribado de cáncer de mama

Investigadores de la Universidad de Oviedo y de la Fundación Hospital de Jove de Gijón consiguen financiación para un proyecto de desarrollo de tecnología sanitaria

Investigadores de la Universidad de Oviedo y de la Fundación Hospital de Jove de Gijón han publicado un estudio sobre el valor pronóstico de la expresión tumoral de la «estromalisina-3» para predecir el desarrollo de metástasis en mujeres con cáncer de mama. La investigación ha sido publicada en la revista científica «Histopathology», de la División Británica de la Academia Internacional de Patología, se realizó sobre 246 mujeres asturianas operadas de cáncer de mama, entre 1991 y 2012, y que se sometieron a seguimiento clínico.

La expresión de la «estromalisina-3» por las células inflamatorias intratumorales fue el factor estadísticamente más potente para predecir el desarrollo de metástasis, identificando a un 84,6% de las mujeres del grupo que desarrollaron metástasis tras una cirugía aparentemente curativa.

Seguir leyendo

Comentarios

Los anticuerpos del colesterol bueno ayudan a predecir aneurismas en la aorta abdominal