El mundo de la animación se rinde a los Junquera brothers

Marcos Gutiérrez ASTURIAS

ASTURIAS

Luis (segundo por la derecha, de pie) y Enol Junquera (agachado) con parte del equipo del estudio Angry Metal
Luis (segundo por la derecha, de pie) y Enol Junquera (agachado) con parte del equipo del estudio Angry Metal

Desde su estudio Angry Metal, ubicado en Gijón, Luis y Enol Junquera trabajan para productores de todo el mundo: «Trabajamos desde Asturias porque somos muy cabezones y nos gusta vivir aquí»

02 mar 2022 . Actualizado a las 09:08 h.

Luis y Enol Junquera son dos hermanos que han puesto una de esas, por desgracia, raras picas en Flandes dentro de la industria en Asturias. Su estudio de animación Angry Metal, radicado en Gijón, se está haciendo un hueco a nivel internacional, trabajando para productores de todo el mundo y con proyectos que basculan entre la animación pura y dura, el videojuego y otros formatos relacionados. Su colaboración con el productor Adi Shankar (Dredd, Castlevania,…) les ha abierto muchas puertas. Todo ello, además, desde una región como Asturias, en la que las ayudas a este segmento de actividad ligado a la creación y a la animación brillan por su ausencia.

Enol Junquera explica que a él y a su hermano siempre les llamó la atención «el mundo del cine, daba igual imagen real que animación. Lo que pasa es que el cine nos atraía para poder contar las historias que quisiéramos. Cuando éramos más niños hacíamos muchos cortometrajes con amigos, guiones que nos hacíamos nosotros mismos y todo con cuatro duros. Era divertido y podías contar tus historias. La animación llegó cuando nos dimos cuenta de la limitación que era no tener dinero para contar lo que querías en imagen real».

En este sentido, «no puedes hacer una historia espacial con tus amigos. Con la animación, sin embargo, si consigues un tono y un estilo puedes contar cualquier cosa que quisieras». «Tienes 25 años y un amigo te dice que acaba de leer un comic de El Castigador y que podíamos hacerlo. Con esa edad ya te preguntas quién de tus amigos aparenta cuarenta años como Frank Castle, cómo lo sitúo en la ciudad de Nueva York, cómo filmo una persecución de coches,… como habíamos estudiado animación nos dimos cuenta de que a través de ella era como podíamos hacerlo», apunta Luis Junquera.