La totalidad de la plantilla de la fábrica de munición de Expal en Trubia ha secundado la segunda jornada de huelga convocada por el comité de empresa en protesta por despido colectivo presentado por la dirección para sus 52 trabajadores.

Al igual que ayer, la plantilla se ha concentrado esta mañana frente a la factoría de Trubia, donde ha estado arropada por vecinos y por representantes sindicales de ArcelorMittal, Santa Bárbara o la industria auxiliar.

El comité y la dirección de Expal volverán a reunirse mañana en Oviedo en la sede del Servicio Asturiano de Solución Extrajudicial de Conflictos (SASEC).

Será la segunda reunión entre ambas partes después de que la semana pasada la dirección se reafirmara en su intención de ejecutar un despido colectivo para los 52 trabajadores de sus instalaciones de Trubia, así como el cese de la actividad por causas organizativas y productivas.

En declaraciones a Efe, el presidente del comité, Javier Rodríguez ha expresado su confianza en revertir la situación al insistir en que la planta es rentable.

Rodríguez ha dicho esperar que la dirección acceda a negociar el mantenimiento de la actividad y del empleo, si bien ha advertido de que si no hay avances en este sentido el comité estudiará iniciar «más movilizaciones y de más intensidad».

El comité rechaza las causas alegadas por la dirección al asegurar que Trubia tiene asignada de forma exclusiva algunos de los componentes metálicos que fabrica Expal, que cuenta con otros seis centros productivos en España.

Según el comité, el cese de la actividad en Trubia exigiría a Expal comprar dichos componentes a la competencia o trasladar su producción a otra de sus factorías.

Comentarios

Paro total en Expal en la segunda jornada de huelga