Un año de bonanza para los millonarios asturianos: cada día son más ricos

Carla Vega REDACCIÓN

ASTURIAS

Dinero
Dinero

El último ránking describe cómo han engordado sus finanzas en 2019. Solo la fortuna de los Masaveu se resiente aunque no pierden el primer puesto en el Principado

05 feb 2020 . Actualizado a las 05:10 h.

Parece que 2019 se traduce como un año plagado de éxitos a nivel empresarial. Los millonarios españoles y los asturianos cerraron el año batiendo récords, aumentando en un 15,1% sus fortunas en comparación con 2018, cuando la tónica de la mayor parte de estas fortunas registró unas pérdidas del -6,5%. Para terminar la década no solo se recuperan después de la crisis, sino que baten récords aumentando su patrimonio y superando, en la mayoría de los casos, sus mejores resultados. El ranking anual de los 200 más ricos de España que publica el periódico El Mundo acaba de publicar su edición número 14 y deja claro que para estas familias o particulares ni ha habido crisis ni se la espera. Este listado, que realmente registra las 421 mayores fortunas del país, aunque destaca las 200 primeras, alcanza en esta edición su máximo: 266.480 millones de euros. A ese volumen contribuyen los ricos del Principado.

En el ránking aparecen hasta trece representantes del Principado, y seis de ellos se cuelan entre estos 200 primeros, que contabilizan un patrimonio conjunto de 3.800 millones de euros. A la cabeza del particular «ranking asturiano» se encuentra Fernando Masaveu Herrero y familia, que continúa un año más ostentando la mayor fortuna de la región, a pesar de haber descendido hasta el puesto número 22. Si en 2018 el patrimonio de los Masaveu era de 2.100 millones de euros, en 2019 esa cifra desciende a los 1.910 millones. Este descenso continúa la tónica del pasado año, donde también se registró una bajada de 300 millones. En total, cerca de 500 millones menos en apenas dos años. Estas pérdidas no descabalgan al Grupo Masaveu de su primer puesto.

Al detalle

En segundo lugar, la familia Cosmen, propietarios de National Express y ALSA, que se sitúa con 550 millones de patrimonio, 100 más que en la pasada edición de este ranking. Así, los dueños de una de las mayores empresas de transporte del país entran en el top 100, situándose en el puesto número 97 en el ranking nacional. En las tercera posición asturiana se encuentra el médico Víctor Madera, que lejos de ver cómo desciende su patrimonio tras vender en 2016 Quirón Salud y sus 43 hospitales a Fresenius, continúa aumentando su riqueza. Si el pasado año contaba con 360 millones, esta fortuna alcanza ahora los 475 millones de euros que le permiten ocupar el puesto número 110 a nivel nacional. Sabino García Vallina, líder de la empresa TSK Ingeniería, supera el umbral de los 300 millones de euros, situándose en los 315, 25 millones por encima de lo registrado durante 2018.

Sin embargo, los dos últimos asturianos que figuran entre las 200 fortunas más grandes de España, no aumentan su poder adquisitivo. La familia Alvargonzález Figaredo continúa en la línea del pasado ejercicio, manteniéndose en los 290 millones declarados durante 2018, por lo que los propietarios de Ership, consignataria de buques, estibadora y agente de aduanas, ni gana ni pierde. En el puesto número 193 del ranking nacional nos encontramos con el último asturiano que aparece entre los 200 más ricos del país, César Álvarez. El accionista de El Corte Inglés y ACS fija su fortuna en los 260 millones de euros, lo que supone una pérdida de 20 millones con respecto a lo declarado en 2018.

Ya fuera del umbral de los 200, encontramos a González Álvarez Arrojo, el que fuera máximo accionista de Duro Felguera, ocupa el puesto 239 con un patrimonio de 205 millones de euros, cinco millones más que en el año anterior. Le siguen, en el puesto 260, la familia Fernández González, propietaria de los supermercados Alimerka, que pasa de los 180 millones de 2018 a los 190 de 2019. Sigue así la tónica que llevaba el año anterior, aumentando anualmente 10 millones de euros en su patrimonio. La familia Alonso Villalón, gestores del Grupo Daniel Alonso, ocupa el puesto 297 con 160 millones. Ya por debajo de los 300, Francisco Rodríguez García, accionista de Industrias Lácteas Asturianas (ILAS), se cuela en el ranking en el puesto 315, con un patrimonio de 145 millones de euros.

Los últimos de la lista

Los tres últimos asturianos presentes en esta lista, al contrario que la mayor parte del resto de asturianos, ven cómo sus arcas van cada año a menos. Blas Herrero, propietario de Kiss FM, que ve un año más descender su patrimonio. De los 150 millones de 2017, a los 145 de 2018, y a los 130 de 2019, que le llevan al puesto 347 del ranking. La familia Riva, dedicada al transporte marítimo a través de la empresa Suardíaz, se sitúa en el puesto 360 con un patrimonio de 120 millones, 10 menos que el año pasado. En la misma tónica de caída se encuentra la familia Orejas, dueña de la Química del Nalón. En el puesto 386, el más bajo de todos los representantes asturianos, encontramos a los hermanos Orejas Rodríguez-Arango, que en el último año han pasado de los 145 millones a los 105, lo que supone unas pérdidas de 40 millones.

Otro clan de ascendencia asturiana son los Argüelles Salaverría, expropietarios del Banco Banesto, que a pesar de que el año pasado registraron grandes pérdidas, concretamente de 60 millones de euros, se sitúan actualmente en los 255, 35 más que el año pasado. El también asturiano Leopoldo Fernández Pujals, expresidente de Jazztel y Telepizza, no ha pasado por su mejor momento. Su patrimonio, que llevaba varios años manteniéndose en los 750 millones, ha descendido bruscamente durante 2019 a los 660, es decir, 90 millones menos.

Forbes señala a Asturias como la única comunidad, junto a Madrid, que atrae millonarios

L. Ordóñez

La edición española de la revista Forbes, que elabora el conocido ránking de millonarios, ha elaborado una comparativa de la atracción sobre los grandes patrimonios que tienen cada una de las distintas comunidades autónomas, y en su balance sólo Asturias (además de Madrid) aparece en términos positivos como territorio elegido por empresarios nacidos fuera del Principado pero que han elegido este lugar para hacer sus negocios. La comparativa de Forbes pone un ladrillo más en un modelo muy centralizado de la economía española, en la que el grueso de las inversiones se concentra cada vez más en la conurbación de la capital del Estado en detrimento del resto de comunidades y apunta que la denominada «España vacía» también tiene el mismo hueco a la hora de atraer a los multimillonarios.

Seguir leyendo