«Cancelar una charla sobre transexualidad parece más una versión política del pin parental»

La especialista que iba a intervenir en el Centro de Profesores de Avilés defiende que la pedagogía evitaría que se repitiesen «historias de vida muy tristes por tener unos genitales que el resto de la sociedad no se espera, si eres un hombre o una mujer»

Aitzole Araneta
Aitzole Araneta

La unidad sobre transexualidad organizada por un grupo de trabajo en el centro de formación del profesorado de Avilés y Occidente había conseguido una gran repercusión. Estaba prevista para un grupo reducido de docentes pero hubo que cambiar el formato y hasta buscar una ubicación más grande después de que se alcanzaran los 54 inscritos. Así que cuando 24 horas antes de la charla, Aitzole Araneta, la especialista vasca que la iba a impartir, recibió un correo anunciando su aplazamiento sin fecha, algo que le hace inferir que va a ser una cancelación definitiva, su primer sentimiento fue de sorpresa. Las explicaciones recibidas por funcionarios de la Consejería de Educación -siempre por correo- le parecen totalmente incompletas. Le dicen que están a la espera de que haya nuevas directrices de formación pero resulta que el resto de grupos de trabajo sigue en marcha y solo se ha cancelado esta actividad. Sabe que fue «una orden de arriba», por lo que ha comenzado a atar cabos. «No sé si esto es más una versión política del pin parental», lamenta.

No tiene datos concretos para hacer una alusión concreta pero sí incluye en una misma reflexión elementos recientes. Recuerda la polémica surgida el verano pasado en la Escuela Feminista Rosario Acuña, de Gijón, en una actividad «pagada por el partido que está en el Gobierno en el Principado», en la que se defendió que las mujeres en situación de transexualidad no eran mujeres. Señala que en los últimos meses se ha estado generando un caldo de cultivo en el que acciones como el autobús naranja de Hazteoir.org quizá tuviera ahora «mucho más apoyo».  Aitzole Arante, que es concejala de Podemos en un ayuntamiento vasco, explica que se trata de pedagogía no de ideología y que la charla estaba enfocada con un espíritu totalmente práctico, explicando de manera científica el hecho de la sexualidad, comentando a los docentes los protocolos y las herramientas que pueden utilizar con los alumnos en las aulas y detallando la normativa legal. Arante está convencida de que si Asturias tuviera ya aprobada la Ley Integral de Transexualidad esto nunca hubiera sucedido, porque tendría todo el amparo.  

Nada se ha improvisado. El grupo lleva trabajando desde diciembre y con esta especialista vasca, formada en las universidades de Alcalá de Henares y en la Autónoma de Madrid, se contactó por primera vez el 10 de diciembre, hace más de dos meses. ¿Por qué entonces se cancela con menos de 24 horas? El correo con la noticia, de hecho, le llegó el día 12 de febrero, a las dos y media de la tarde. Aitzole Araneta, sexóloga y técnica de igualdad con experiencia en formación del profesorado sabía que el asunto central era hablar con el profesorado sobre cómo abordar en las aulas los casos de situación de transexualidad. En este tiempo han trabajado los contenidos y afinado. Se muestra muy satisfecha de que la matrícula «rebasara todas las expectativas». «Me pareció estupendo. Todo un éxito», explica, aunque la obligara a adaptar la charla a un grupo más grande.

El correo de la funcionaria que se puso en contacto con ella le explicaba que se había aplazado sin fecha y le pedía disculpas. La justificación oficial era que en septiembre se tendrían que haber aprobado las directrices de formación del profesorado y que este año no había sido así. Aún en febrero no estaba esa normativa lista, por lo que era necesario suspender. Aitzole Araneta se cuestiona «extrañadísima» por qué todas las demás actividades siguen en marcha y solo se ha tenido en cuenta la falta de esas directrices para anular la unidad de transexualidad. Comentó extrañadísima con esa funcionaria de contacto si era un aplazamiento o una anulación. No obtuvo respuesta. 

Esta sexóloga defiende su profesionalidad y su trayectoria. Asegura que tanto la Consejería de Educación como el CPR de Avilés y el Suroccidente están al corriente de su dilatada experiencia y si tenían alguna duda podían haberla aclarado en estos dos últimos meses. Como mínimo considera que la aclaración que ha recibido «está incompleta». Pero cree que quien más explicaciones merece son los menores en situación de transexualidad. «Hay gente con historias de vida muy tristes por tener unos genitales que el resto de la sociedad no se espera, si eres un hombre o una mujer. La pedagogía es necesaria para esto no vuelva a pasar», insiste, defendiendo la programación de actividades como la que ha suspendido el Principado. El objetivo es conseguir «un cambio de chip en la mirada de la transexualidad».

La unidad está cancelada, con un creciente malestar también entre los 54 inscritos, pero sigue en marcha una segunda actividad que tenía prevista en Asturias. Aitzole Araneta está en Avilés. Mañana viernes, a las ocho de la tarde, pronunciará una conferencia, organizada por la Asociación Kaleide, en su local en la calle La Ferrería, número 20.

La Consejería de Educación, por su parte, ha explicado que se está ultimando «un plan de formación del profesorado, para ordenar y cohesionar las acciones formativas» y que mañana, viernes, 14 de febrero, se va a reunir la comision que lo está desarrollando. «Esta acción, de coeducacion, debe estar en uno de los ejes del plan», se ha señalado desde la administración.

Comentarios

«Cancelar una charla sobre transexualidad parece más una versión política del pin parental»