El campo asturiano: «Sin el estómago lleno, pocas cosas se pueden pedir»

Ganaderos, agricultores y apicultores reclaman más respeto para el medio rural:  «Suben los precios de todo, menos de lo nuestro»

Varios cientos de ganaderos y agricultores se han concentrado este viernes en el Paseo de Los Álamos de Oviedo
Varios cientos de ganaderos y agricultores se han concentrado este viernes en el Paseo de Los Álamos de Oviedo

El campo está en pie de guerra, no solo en Asturias sino en toda España. El suyo no es un problema exclusivo de la zona rural sino que afecta a toda la sociedad. Esa es una de las razones por las que han decidido llevar su protesta al corazón de las ciudades, donde los políticos toman decisiones que les afectan directamente y donde viven los principales consumidores de sus productos. Alrededor de 200 agricultores, ganaderos y apicultores, convocados por COAG, UCA y ASAJA, se han manifestado este mediodía en el Paseo de los Álamos, en Oviedo. Su principal objetivo es, precisamente, reclamar «precios justos» para sus productos y «respeto» para el medio rural y protestar por el olvido del campo asturiano en las políticas territoriales y nacionales. También quieren denunciar las «continuas campañas de desprestigio y desprecio» que creen que están sufren. Los precios de sus productos no paran de bajar, mientras que todos los demás productos del mercado suben. 

Ana Rosa de Porrúa, ganadera

Ana Rosa de Purrúa
Ana Rosa de Purrúa

Ana Rosa Rozada de Porrúa, de la ganadería Romano Rozada, era una de las manifestantes más ruidosas, de las que portaban los cencerros que resonaron durante más de una hora en el centro de Oviedo. Esta ganadera es una de las preocupadas por los precios de los productos. «La problemática podría resumirse en que aquí suben los precios de absolutamente todo, menos de nuestros productos», asegura la asturiana. Además, pide poder volver a «manejar el medio rural como lo hacían nuestro antepasados».

Fernando Marrón, coordinador de Usaga

Fernando Marrón
Fernando Marrón

Por su parte, Fernando Marrón, el coordinador del colectivo Usaga, que se sumó a la manifestación aunque no era uno de los convocantes, coincide con los ganaderos en que es imposible sobrevivir con los precios a los que actualmente les pagan por sus productos. «Vendemos por debajo de los costes de producción, y esto, en cualquier empresa, se convierte en algo inviable para la superviviencia de la misma». Esto, explica, provoca el cierre inminente de ganaderías, por endeudamientos. Además, «debe ser el pueblo quien elija a quienes van a representar al campo»

Raúl Cortina, apicultor

Raúl Cortina
Raúl Cortina

El sector de la apicultura también se ha unido a las protestas, porque sus productores tienen claro que es un problema de todo el campo. «Es un problema de todos», asegura Raúl Cortina, que acudió con un grupo de compañeros vestidos con el típico traje de trabajo, con la rejilla delante de la cara y el típico ahumador de colmenas en la mano. «Los bajos precios de la miel a granel están acabando con nuestro sector», se queja. Además, el apicultor asegura, en su caso, el problema de las especies invasoras como la avispa asiática o la avispilla del castaño, «nos complican aún más las cosas». Confía, no obstante, en que se puedan adoptar medidas que les ayuden a mejorar. Por ejemplo, el presidente de la Asociación de Apicultores de Asturias, Santiago Menéndez, denuncia las «malas prácticas» que observan en el proceso de constitución de la Indicación Geográfica Protegida (IGP), que «no cuentan con el respaldo del sector».  

Rosa Gutiérrez, ganadera

Rosa Gutiérrez
Rosa Gutiérrez

La asturiana Rosa Gutiérrez es otra de las ganaderas presentes en la manifestación del campo. Era una de la que llevaba todo el kit de manifestante, desde el cencerro a la pancarta. Gutiérrez manifiesta su preocupación junto al resto de compañeros del sector. «Trabajamos cerca de 12 horas para que nos paguen cada vez precios más bajos por nuestra carne, leche y miel», explica la asturiana. Uno de los problemas extra que apunta son los ataques de la fauna salvaje, como los lobos, que no hacen más que incrementar los contratiempos al sector. «Ya no sabemos qué hacer», confiesa. 

Chus García, ganadero

Chus García
Chus García

Chus García es un ganadero mierense que también ha decidido salir a la calle para denunciar la situación de crisis que atraviesa el campo. García asegura que es «primordial atender el problema del campo, porque sin el estómago lleno, pocas cosas se pueden pedir». Tal y como dice estre profesional, se trata de una prioridad para la administración, que «debería solucionar primero el problema con los precios y la fauna salvaje».

Xuan Valladares, de Asturias Ganadera

Xuan Valladares
Xuan Valladares

La primera gran denuncia que realizan desde Asturias Ganadera, otro de los colectivos participantes aunque no convocantes, es el olvido del campo por parte del Ejecutivo asturiano, ya que «en todos los problemas que tiene el medio rural, pueden hacer algo y no lo hacen». «Necesitamos soluciones concretas a problemas concretos por parte de la administración pertinente», asegura Valladares, que además pone ejemplos. «Ya no solo regulación para el control de precios, lo cual es evidente, sino también de campañas a los consumidores para que se fijen al ir a comprar en cuáles son los productos asturianos, apoyo al mercado de proximidad, que podría permitir a los productores vender directamente a los consumidores productos de alta calidad». 

Decálogo de peticiones del campo asturiano para salir a flote

Carmen Liedo
Plantación de Faba Asturiana IGP
Plantación de Faba Asturiana IGP

Los agricultores y ganaderos de la región se movilizarán el próximo 14 de febrero en Oviedo para dar visibilidad a su situación «límite», que en Asturias se ve agravada por los daños de la fauna o por la propia orografía del territorio

Los agricultores y los ganaderos asturianos aseguran que tienen razones de sobra para salir a la calle, para movilizarse como están haciendo los profesionales del campo de toda España, que en estos días han llevado a cabo tractoradas, manifestaciones y concentraciones en muchas capitales de provincia en protesta por la situación que vive el sector. En nuestra región la movilización tendrá lugar el próximo 14 de febrero en Oviedo, también convocada por las organizaciones agrarias ASAJA, COAG y UPA, porque como han reiterado los representantes de estos sindicatos en nuestra comunidad, aquí también se está «al límite». Al límite en muchos sentidos: en rentabilidad, en fuerzas, al límite hasta el punto de plantearse seriamente seguir con su trabajo o de tirar la toalla como ya lo ha hecho otros compañeros porque están trabajando a pérdidas, sobre todo en productos como la leche y la carne, y porque las peculiaridades de nuestro territorio, como los daños de la fauna y la orografía, agudizan aún más esa situación, apunta el presidente de ASAJA en Asturias, Ramón Artime.

Seguir leyendo

Comentarios

El campo asturiano: «Sin el estómago lleno, pocas cosas se pueden pedir»