Cándido, 42 años en las vías: «Es uno de los trabajos más peligrosos y no se tiene en cuenta»

Los trabajadores piden a Adif que se les aplique el coeficiente reductor con efecto retroactivo, para adelantar su jubilación

Uno de los trenes de pruebas del ADIF
Uno de los trenes de pruebas del ADIF

Redacción

La empresa ferroviaria Adif cuenta con más de 2.000 operarios de mantenimiento de vías, que se dedican diariamente a estar en los carriles, preparar tajos, etc., día y noche, a la intemperie. Ahora, estos trabajadores piden que se reconozca la penosidad y peligrosidad de su empleo para que se les adelante la edad de jubilación. La reclamación consiste en la aplicación de un coeficiente reductor del 10%, es decir, por cada diez años trabajados, podrían jubilarse un año antes. Desde el colectivo aseguran que ya existen categorías ferroviarias que cuentan con este reconocimiento, y su trabajo es «uno de los más peligrosos y no se tiene en cuenta», por lo que quieren sumarse a estas categorías. 

Cándido Alonso es un ejemplo de ello. Tiene 62 años, y lleva 42 años trabajando en las vías, y asegura que a su edad, ya no es fácil «estar todo el día, a veces noches, en las vías». Además, asegura que otro agravante es que cerca del 80% de la plantilla se ha jubilado recientemente, y la compañía no ha contratado a nuevos trabajadores. «Estamos bajo mínimos de personal, y nos cargan con más trabajo», alega Alonso. En la zona norte, ya han recogido firmas, más de 200, para hacer llegar esta reivindicación a la empresa. También ha hablado con compañeros de Zaragoza, Huesca o Valencia, que comenzarán a sumar apoyos. 

Además, esto se ha planteado al Comité General de Empresa, quien ha hecho caso omiso a las reclamaciones. De hecho, se creó una mesa de peligrosidad en el último convenio colectivo, y los operarios de mantenimiento de vías no estaban en ella. «Han pasado de nosotros, y no por desconocimiento», porque la información, aseguran, ha sido enviada. También se le mandó al responsable de Recursos Humanos de la empresa, quien sí respondió: «Nos dio las gracias y nos dijo que lo reenviaba a la mesa de peligrosidad». A día de hoy, no han recibido mayor respuesta. Han pasado ya tres años. 

Estos trabajadores aseguran que su siguiente paso es pedir una reunión con la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, con cuatro o cinco empleados que les representen. «Queremos exponer a la propia presidenta nuestras reivindicaciones». En caso de recibir la misma respuesta, negativa o inexistente, los operarios asturianos aseguran que «realizaremos concentraciones en las estaciones de tren de Oviedo y Gijón», porque «no vamos a parar de luchar».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Cándido, 42 años en las vías: «Es uno de los trabajos más peligrosos y no se tiene en cuenta»