Alerta a los conductores infractores: los drones de Tráfico sobrevuelan Asturias

La jefatura provincial inicia este fin de semana la vigilancia de las carreteras con estos nuevos dispositivos

Dron de tráfico
Dron de tráfico

Redacción

La Jefatura Provincial de Tráfico realizará este fin de semana actuaciones de vigilancia con drones en las carreteras del Principado. Serán los días 7 y 8 de marzo los seleccionados para que, por primera vez, se utilice este soporte para detectar infracciones en las carreteras asturianas. En un principio estos deberían haber entrado en funcionamiento en enero, pero tras este retraso será finalmente en marzo cuando comiencen a actuar.

Los dispositivos se centrarán en vías secundarias y tendrán dos funciones básicas: convertirse en un instrumento útil para la gestión de la circulación, y vigilar y aportar pruebas para sancionar en caso de que se detecte una infracción. Que los drones sobrevuelen carreteras secundarias tiene una explicación, y es que mientras en las autovías y autopistas ya existen otros controles que ayudan a controlar el tráfico, como cámaras de control, radares o paneles de información, las carreteras convencionales no cuentan con estos artefactos a pesar de ser en las que se concentra el mayor porcentaje de siniestralidad, un 80%.

En todos los ránkings de peligrosidad, las carreteras convencionales ocupan los primeros puestos. El último estudio EuroRAP 2019 de la Fundación del Real Automóvil Club de España (RACE) señala dos en concreto en Asturias: los kilómetros 66 a 87 de la N-630, después de Campomanes en dirección a León, es decir, en el puerto de Pajares y los iniciales, del cero al once, de la N-640, que bordea desde Vegadeo la frontera con Galicia hasta entrar en la otra comunidad en dirección a Lugo. En el primero, el informe cuenta cinco accidentes con dos fallecidos y cuatro heridos graves en el caso de la N-634; y en la N-640 tres accidentes con tres heridos graves.

Al igual que sucede con los helicópteros Pegasus de vigilancia, estos drones no estarán asignados a una única jefatura, sino que se compartirán entre las diferentes áreas en las que está dividida la Dirección General de Tráfico (DGT). En el caso de Asturias, pertenece a la noroeste y tendrá que repartírselo con otras diez provincias, las nueve de Castilla y León y Cantabria. Algunas de las funciones de estos dispositivos son, por ejemplo, comprobar la intensidad de la circulación en una calzada determinada y así analizar si se está iniciando un atasco o para llegar rápidamente al punto en el que se ha producido un accidente y mostrar imágenes en tiempo real de lo que ha sucedido.

Los primeros modelos de drones tenían una autonomía de 30 minutos por cada batería y podían alcanzar una altura de 120 metros. Sin embargo, la tecnología está en constante mejora. No están certificados para realizar mediciones de velocidad, pero sí pueden ver si los vehículos respetan los stops y las líneas continuas o para escudriñar el interior.

Comentarios

Alerta a los conductores infractores: los drones de Tráfico sobrevuelan Asturias