¿Y qué hago en casa con los niños 14 días?

F. Sotomonte

ASTURIAS

La suspensión de actividades en todos los dentros educativos de Asturias se extenderá hasta finales de mes sin que se haya flexibilizado el teletrabajo

13 mar 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

Asturias decretó este jueves la suspensión temporal de las clases en todos los centros educativos, en todos los niveles (desde primaria a la Universidad) por un periodo de 14 días naturales. Esto representa que serán muchos niños en casa acompañando a sus padres (los que puedan trabajar desde su domicilio) o las personas a su cargo y durante un periodo muy prolongado que se extenderá hasta finales de este mes de marzo. Todo este tipo de iniciativas están destinadas a tratar de paliar la extensión del contagio del coronavirus por lo que no se recomienda acudir a espacios públicos y, dado que las personas de mayor edad son también uno de los principales grupos de riesgo ante la epidemia, tampoco es aconsejable que sean los abuelos los que tengan que hacerse cargo de la atención a los más pequeños,

Es un dilema importante. El decreto del gobierno establece que «se suspenderá toda la actividad docente presencial, todas las actividades complementarias y cualquier otra actividad en los recintos escolares». Desde la administración se ha instando a las empresas a facilitar en la medida de lo posible el teletrabajo. Pero lo cierto es que, por lo menos hasta esta semana, se trataba de una opción minoritaria en Asturias, la comunidad está a la cola de España (junto a Canarias y País Vasco) en lo que atañe a esta modalidad. Los mismos profesores del sistema educativo (en Asturias y en otras comunidades) han expresado su preocupación en redes sociales para que se les permita acogerse a la ocupación a distancia y no se les obligue a acudir a los centros si no lo va a hacer tampoco el alumnado.

Organizarse para continuar los estudios en casa, tirar de tablet, de televisión, de lectura, de videojuegos o de actividades manuales es una decisión que tendrán que tomar los progenitores atendiendo al carácter, las preferencias y la edad de sus hijos, no hay una regla que sirva para todos.