Oblanca vota al margen de Foro su posición sobre el Estado de Alarma

Juan M. Arribas

ASTURIAS

El diputado de Foro Isidro Martínez Oblanca a su llegada al Congreso para asistir al pleno que aprobará con una amplia mayoría una nueva prórroga del estado de alarma
El diputado de Foro Isidro Martínez Oblanca a su llegada al Congreso para asistir al pleno que aprobará con una amplia mayoría una nueva prórroga del estado de alarma Mariscal

El partido destaca que no consulta con la dirección el sentido de su voto

10 abr 2020 . Actualizado a las 05:00 h.

En el segundo debate para la extensión el Estado de Alarma celebrado en el Congreso, el diputado de Foro Asturias, Isidro Martínez Oblanca, respaldó la prolongación de las medidas reclamada por el Gobierno pero con un discurso duro en el que recalcó que el suyo en todo caso era uno «de reprobación al irresponsable empeño de quitar importancia al gran contagio que llegaba desde China y ya asolaba Italia, y de su incapacidad para organizar una logística acorde con la peligrosidad de la epidemia y dotarnos de los medios necesarios para enfrentarnos a su agresividad».

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico.

Oblanca se alineó con el Partido Popular en un discurso de aguda crítica a la labor del Ejecutivo socialista, singularmente al acusarlo de estar «ocultando los datos de hospitalizados, de ingresados en UCI’s y del número de pruebas que se hacen diariamente». Despachó así la posibilidad de unirse a la petición de Pedro Sánchez de alcanzar unos nuevos Pactos de la Moncloa para la reconstrucción económica. Sin embargo, no se trata de un posicionamiento compartido con la dirección de su partido, con la que no se reúne desde hace meses para consensuar los posicionamientos en el Congreso de los Diputados, ya que se encuentra enfrentado con la presidenta Carmen Moriyón en su dura pugna con el fundador del partido, Francisco Álvarez-Cascos.

Fuentes de la dirección de Foro en el Principado señalaron que «es nuestra obligación estar a la altura, aunque en muchos casos el Gobierno no lo esté, y apoyaremos todas las medidas que sean necesarias para frenar la expansión del virus, que debe ser nuestra prioridad».