Los sindicatos reclaman una gran alianza política, sindical y empresarial

La Voz

ASTURIAS

Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico
Javier Fernández Lanero y José Manuel Zapico

UGT y CCOO proponen que el acuerdo de concertación sea la base para firmar los llamados «pactos de Fruela». Lanero y Zapico presentan un Primero de Mayo virtual

27 abr 2020 . Actualizado a las 17:46 h.

UGT y CCOO de Asturias han reivindicado que el acuerdo de concertación que alcancen con la patronal y con el Gobierno sirva de base a los denominados pactos de Fruela que el Ejecutivo pretende alcanzar con la oposición para hacer frente a la crisis derivada de la pandemia de la COVID-19. Los máximos responsables de ambas centrales han hecho este petición durante la presentación de los actos del Primero de Mayo que se celebra el próximo viernes y que, debido al actual confinamiento, se celebrarán de manera virtual en las redes sociales y a través de internet.

Según el secretario general de UGT-Asturias, Javier Fernández Lanero, el acuerdo de concertación que ya se ha empezado a negociar debería trasladarse a todos los grupos parlamentarios para impulsar ese pacto dado que, a su juicio, los ciudadanos «no van a consentir» que en la actual coyuntura no haya capacidad para lograr pactos. A su juicio, sindicatos y empresarios son quienes conocen «la realidad de los sectores» y , por tanto, es imprescindible que cualquier decisión que se adopte en materia económica para afrontar la crisis sea consensuada con los agentes sociales. «Es fundamental que los grupos políticos alcancen un acuerdo con la base de la concertación. Todo el mundo tiene que arrimar el hombro y tiene mucho que aportar en una situación difícil y desconocida», ha apuntado Fernández Lanero.

Para su homólogo de CCOO, José Manuel Zapico, la concertación «de urgencia» debe dar solución a cuestiones a corto plazo en el ámbito sanitario, en la distribución de equipos de protección individual en los puestos de trabajo o en medidas sociales que beneficien a los más vulnerables pero también «poner las luces largas» para definir la Asturias de 2050. Así, ha incidido en la necesidad de apuntalar sectores económicos estratégicos o relocalizar actividades como la producción de determinados materiales que ahora se han demostrado indispensables y ha garantizado que CCOO no pondrá obstáculos sobre un acuerdo que debe liderar el Gobierno «pero será firme» en la defensa del empleo. Según Zapico, la actual situación ha revelado que nada funciona sin el compromiso de los trabajadores y ha sacado a la luz la importancia de determinados empleos precarizados y para los que es necesario dignificar sus condiciones laborales después de que en la recesión económica de 2008 se optara «por rescatar a la banca y permitir desahucios».