Sanidad aclara que «se puede pasear o correr, pero solo una vez al día»

Nadar en el mar está permitido como práctica deportiva, pero el baño recreativo todavía está prohibido

Gijón
Gijón

«Se puede salir a pasear o a correr, pero una vez al día. Esto es lo que dictamina la instrucción dada», afirmó ayer por la tarde en su comparecencia el ministro de Sanidad, Salvador Illa, para disipar esta y algunas otras dudas surgidas de la redacción de las órdenes ministeriales que regulan las primeras medidas de alivio del confinamiento poblacional.

En cuanto a la salida de los niños en los municipios con menos de 5.000 habitantes, que podría entenderse limitada a la franja de las 12.00 a las 19.00 horas, cuando se supone que en estas localidades no operan tales restricciones, Illa señaló que «no obedece al espíritu» con el que se dictó la norma: «Si hay algún error de redacción jurídica, voy a pedir las aclaraciones pertinentes para que quede claro».

En cuanto a las playas, algunos concellos -no todos- permiten acceder, aunque con limitaciones, pero los primeros chapuzones y los baños de sol deberán esperar. Existe cierto desconcierto porque en la orden del Ministerio de Sanidad que autoriza el paseo y el deporte individual permite «circular por cualquier vía o espacio de uso público, incluidos los espacios naturales y zonas verdes autorizadas». Se olvida, no obstante, de especificar qué áreas se incluyen entre estas últimas (parques, áreas recreativas, paseos, playas...). Una indefinición que han tenido que resolver los propios concellos. Y lo han hecho de forma desigual.

Playas en la desescalada: el primer chapuzón debe esperar

Las restricciones para acceder a los arenales para pasear o hacer deporte varían según cada concello

J. Corral

Llegaron los «permisos» para pasear y hacer deporte individual y con ellos llegó el buen tiempo. Recuperadas las calles, y con las temperaturas en ascenso, la tentación está ahora en las playas. Arenales a los que algunos concellos-no todos- permiten acceder, aunque con limitaciones. Los primeros chapuzones y los baños de sol deberán esperar.

Reina un cierto desconcierto. Y es que la orden del Ministerio de Sanidad que autoriza el paseo y el deporte individual -primeros alivios tras siete semanas de confinamiento- permite «circular por cualquier vía o espacio de uso público, incluidos los espacios naturales y zonas verdes autorizadas». Se olvida, no obstante, de especificar que áreas se incluyen entre estas últimas (parques, áreas recreativas, paseos, playas...). Una indefinición que han tenido que resolver los propios concellos. Y lo han hecho de forma desigual, incluso dentro de la misma comarca.

En algunos casos, los arenales siguen totalmente cerrados, como establece el decreto de alarma. Pero en otros se permite el paseo siempre que se respete la obligatoria distancia de seguridad y se eviten las aglomeraciones, y también el deporte individual, entre ellos el acuático.

En el caso de Gijón, por ejemplo, el fin de semana hubo debate sobre la posibilidad de que se pudiera usar el coche para llegar a la playa para hacer surf, algo que deseaba el Ayuntamiento pero a lo que finalmente la Delegación del Gobierno no accedió. La alcaldesa de la villa, Ana González, explicó que Somió y Roces están incluidas en la denominada trama urbana, por tanto sujeta a las franjas horarias, ya que su población supera los 5.000 habitantes.

Las zonas rurales exentas de horarios por tener menos de 5000 habitantes son las siguientes: Veriña, Puao, Fresno, San Andrés de los Tacones, Serín, L' Abadía de Cenero, Ruedes, Porceyo, La Pedrera, Llorio, San Martín de Güerces, Llavandera, Fano, Valdornón, Caldones, Santurio, Vega, Granda, Castiello de Bernueces, Cabueñes y Deva.

Y lo cierto es que el Gobierno contempla, a tenor de los anuncios del plan de desescalada, que la apertura oficial de las playas, en condiciones de seguridad y distanciamiento, se producirá como muy pronto a partir del 8 de junio. Y eso, siempre que la localidad se encuentre en la provincia que cumpla los requisitos para acceder a la fase 3. Por tanto, quienes aprovechan los actuales respiros para pegarse baños o tumbarse el sol incurren en infracciones. Las fuerzas de seguridad están vigilantes. 

El dilema de los concejos costeros: ¿Habrá que dividir las playas en cuadrículas?

Carla Vega

Los ayuntamientos ya trabajan para adaptar sus arenales a la «nueva normalidad» a expensas de las recomendaciones que aporten desde el Gobierno Central y del Principado

Todo apunta a que España irá abandonando, fase a fase, este confinamiento en el que se encuentra sumido todo el país a causa de la crisis sanitaria del covid-19, y que cada comunidad dará sus propios pasos en esta desescalada, que el presidente del Gobierno espera que culmine en buen término en el mes de junio. Con esto, llegan muchas dudas sobre cómo se debe llegar a esta «nueva normalidad» en diferentes ámbitos, y uno de ellos son las playas. Con el verano a la vuelta de la esquina, y siendo este atractivo de la costa uno de los motivos de atracción de turismo nacional e incluso internacional de varios concejos, los ayuntamientos costeros se preguntan qué pueden hacer para salvar este verano. A nivel nacional ya se han aportado ideas curiosas pero de dudosa viabilidad. La Junta de Andalucía, al igual que Vigo, busca parcelar y dividir en cuadrículas sus arenales. ¿Será esa la alternativa para Asturias? 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Sanidad aclara que «se puede pasear o correr, pero solo una vez al día»