¿Y qué hacemos si para repostar tenemos que cruzar la frontera a Galicia?

Al no tener gasolinera, vecinos de Taramundi, en el Occidente astur, tienen que ir a otro municipio e incluso cambiar de región


TARAMUNDI / LA VOZ

Las estaciones de servicio constituyen un servicio esencial para poder abastecer de combustible en esta crisis sanitaria a otros servicios esenciales como pueden ser el sector primario, la cadena de distribución de alimentos o la atención médica, entre otros. Así lo recoge el Gobierno central en una orden ministerial publicada el 11 de abril en el Boletín Oficial del Estado.

Pero, ¿qué ocurre en los ayuntamientos donde no hay gasolinera? Entre los municipios que se encuentran en esta situación está el de Taramundi. Sus vecinos se desplazan a otros ayuntamientos asturianos como el de Vegadeo e incluso cruzan la frontera de la comunidad para repostar en tierras gallegas de A Pontenova. Lo hacían antes del covid-19 y siguen haciéndolo.

¿Y qué ocurre con las fronteras administrativas en pleno estado de alarma y con las restricciones de movilidad? «Los municipios tenemos actividades comerciales compartidas», explica el regidor de Taramundi, César Villabrille, quien dice no tener constancia de sanciones por este motivo. Asegura que, al no haber estación en el municipio, el punto más cercano para repostar es A Pontenova, a unos ocho kilómetros, o a Vegadeo, a 17. Pero no solo a la gasolinera, también a los talleres mecánicos. Lo mismo ocurre con servicios veterinarios que atienden a ganaderías de una región u otra. «Además, hay vecinos de concejos limítrofes acostumbrados a compartir herramientas de trabajo», señala.

Actividades esenciales

El regidor entiende que aunque algunos vecinos hayan tenido menos necesidad de desplazarse a la estación, otros se han visto obligados a visitarla quizás para cumplir con actividades esenciales. «La Guardia Civil nos conoce, somos pocos vecinos, y yo creo que es una situación que hay que abordar con sensatez. Que me conste, no hubo denuncias por este tema», reconoce.

"Que me conste, no hubo denuncias por este tema"

También el regidor de A Pontenova, Darío Campos, cree que debe entenderse una situación de convivencia e integración de concellos fronterizos: «Eles teñen que vir botar a gasolina aquí, e tamén aos talleres mecánicos, pero tamén hai panadeiros de Taramundi que veñen á Pontenova. Son relacións que non entenden de fronteiras». 

Precisamente esta semana la asociación InterEo, en representación de catorce ayuntamientos (siete gallegos y siete asturianos) solicitó al Gobierno que flexibilice la movilidad entre concellos limítrofes en la frontera.

Comentarios

¿Y qué hacemos si para repostar tenemos que cruzar la frontera a Galicia?