Pantallas en la atención al público y teletrabajo, así serán las cuatro fases de la reincorporación de los funcionarios asturianos

L.O.

ASTURIAS

Melania Álvarez y Rita Camblor
Melania Álvarez y Rita Camblor

Los plazos de regreso se extenderán desde finales de mayo a comienzos de junio

14 may 2020 . Actualizado a las 13:48 h.

En contexto en el que los mensajes del Gobierno asturiano se enfocan en llamadas constantes a mantener y extremar las medidas de precaución ahora que la comunidad ha entrado en la Fase 1 de la desescalada, el Consejo de Gobierno aprobó los pasos singulares para el regreso al trabajo presencial de buena parte del cuerpo de funcionarios de la administración regional, que se extenderá a lo largo de lo que resta del mes de mayo y comienzo de junio, y en los que se prorizará el regreso en aquellos lugares en los que sea posible mantener la distancia de seguridad de dos metros siempre con el apoyo del teletrabajo.

La consejera de Presidencia Rita Camblor señaló que se flexibilizará la jornada de trabajo y que se combinarán la jornadas presenciales en las oficinas con otras de teletrabajo en la sucesiva reincorporación de los trabajadores para alcanzar la «normalización en la prestación de los servicios públicos». En un primer momento, desde el 24 de mayo se reincorporarán jefes de servicio, secretarías, gabinetes y órganos directivos. En la segunda, del 25 de mayo y hasta el 7 de junio, todos aquellos que no han podido teletrabajar durante este último periodo de confinamiento. En este punto, Camblor explicó que en los puestos de trabajo que exijan una atención directa al público se establecerán barreras protectoras y apeló a respetar las medidas de protección y las distancias de seguridad.

La tercera fase de la incorporación de los funcionarios asturianos se centrará en el resto del personal aunque la consejera resaltó que se mantendrá la opción del teletrabajo en aquellos puestos que requieran ir a lugares en los que no sea posible mantener la distancia de dos metros de separación. La última y cuarta fase será para los funcionarios que están considerados grupos de riesgo o que tienen personas dependientes a su cargo.