Simón analiza la pandemia en Asturias: seis claves que explican la buena evolución

El coordinador ha explicado los factores que determinan la baja incidencia del virus en la región

Comparecencia tras la reunión del comité de seguimiento y evaluación del coronavirus Fernando Simón actualiza los datos de la pandemia del coronavirus en España y de las fases de la desescalada

Fernando Simón ha alabado hoy la respuesta de Asturias a la pandemia y la evolución de los contagios en la comunidad. El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Asturias ha destacado que la evolución es «muy buena» como refleja  la bajísima incidencia del virus del Principado en el estudio nacional de seroprevalencia. Simón ha enumerado las claves que explican la situación de Asturias y que se debe a varios factores asociados.  

--La singularidad asturiana. Asturias tiene unas características geográficas y sociodemograficas y de distribución de la población  que «no son comparables con otros territorios».

--La fortaleza del sistema sanitario. La comunidad «ha tenido un trabajo muy importante de salud pública», ha resaltado. «El sistema les ha permitido trabajar muy bien».

--Margen mínimo pero suficiente de tiempo.  Simón ha añadido que «algunos territorios como Asturias pudieron prepararse «una vez que la pandemia explotó en otras comunidades».

--Medidas de prevención y control de la movilidad. Según Simón, al Principado y otras comunidades  que estaban en las fases iniciales tomaron medidas que les favorecieron frente a aquellas que ya tenían un recorrido de contagios, aunque fuera corto.

--La integración de la atención primaria. «En Asturias se hizo desde el primer momento y ha sido clave porque es verdad que su situación les ha permitido hacerlo, cosa que en otras comunidades no ha sido posible hasta más adelante. Eso ha permitido una evolución muy buena, con un gran esfuerzo».

--Viajes interiores y exteriores. La casi ausencia de entradas de casos infectados de otros países y la inexistencia de medios de transporte masivos como el metro en Madrid o Cataluña han sido otros factores destacados por Simón para explicar la evolución positiva de Asturias frente a otras comunidades.     

Las contradicciones de la fase 1: en coche para ir de cañas, pero no para hacer deporte

P.A.L.
Un ciclista rueda por la entrada a Pola de Siero, por la N-634
Un ciclista rueda por la entrada a Pola de Siero, por la N-634

El ejercicio dentro de recintos y centros deportivos sí permite hacer viajes, pero no así el que se hace en la vía pública, el mar o el campo sin estar federado

Desde el lunes, las personas que viven en territorios en fase 1, como Asturias, pueden moverse por su provincia para ir de cañas, quedar con amigos en domicilios y hacer recados, pero no les está permitido salir de su municipio a hacer deporte en espacios de uso público. Es una de las incongruencias del batiburrillo normativo. Las órdenes ministeriales 380 y 388 regularon -para la población general y para el deporte profesional/federado- la actividad física en espacios de uso público como vías, plazas, parques y espacios naturales en la fase 0, pero no han sido actualizadas en la fase 1, por lo que siguen aplicándose con sus restricciones de franjas horarias (de 6 a 10 horas y de 20 a 23) y de no salir del municipio. La orden 399 habilita nuevas actividades en la fase 1, permitiendo que la práctica deportiva en instalaciones deportivas al aire libre y en todo tipo de centros prestadores de servicios deportivos pueda realizarse sin sujeción a franjas y desplazándose por la provincia. Otro asunto polémico.

Seguir leyendo

Comentarios

Simón analiza la pandemia en Asturias: seis claves que explican la buena evolución