La EBAU estudia ampliar sus sedes a Siero y Langreo

La Voz OVIEDO

ASTURIAS

Alumnos realizan el examen de la EBAU, la actual selectividad, en un aula de la Universidad de Oviedo
Alumnos realizan el examen de la EBAU, la actual selectividad, en un aula de la Universidad de Oviedo

Esta alternativa permitirá redistribuir una parte de los cerca de 2.000 aspirantes que se examinarán en Oviedo y así guardar las medidas sanitarias de seguridad

18 may 2020 . Actualizado a las 18:58 h.

La Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), que este año ve incrementadas las medidas sanitarias por el coronavirus, estudia ampliar sus sedes a Siero y Langreo para mejorar la distribución y la seguridad de los alumnos y alumnas de la zona central. Así, a las ya conocidas sedes de Oviedo, Gijón, Avilés, Mieres, Cangas del Narcea, Tapia y Ribadesella se sumarían ahora las de Siero y Langreo. Esta medida permitirá redistribuir una parte de los cerca de 2.000 aspirantes que se examinarían en Oviedo y facilita la movilidad de quienes residen en esos concejos, según informa la Universidad de Oviedo en un comunicado. Esta ha sido una de las cuestiones que han abordado el rector de la Universidad de Oviedo, Santiago García Granda, y la vicerrectora de Estudiantes, Elisa Miguélez González, en una reunión telemática con la consejera de Educación, Carmen Suárez para avanzar en la planificación de las sedes y protocolos de seguridad sanitaria de la EBAU, organizada por la Universidad de Oviedo y la administración educativa del Principado de Asturias.

En este encuentro de trabajo, en el que también han estado presentes la directora general de Ordenación, Evaluación y Equidad, Paula García Martínez; y la directora general de Universidad, Cristina González Morán, también se ha avanzado en la planificación de la prueba y en la elaboración del protocolo de seguridad que la rodea y que están elaborando los técnicos de prevención de la Universidad de Oviedo y del Principado con la colaboración de la Delegación del Gobierno, con la supervisión de la Consejería de Salud.

Durante esta semana se llevarán a cabo visitas a las distintas instalaciones por parte de la vicerrectora y la directora general «para evaluar, in situ, los recursos y las necesidades de las distintas sedes», indican desde la institución académica. Las especiales características de la prueba, en las presentes circunstancias, requieren de una especial coordinación y la movilización de más recursos que en una situación de normalidad. La convocatoria ordinaria de la prueba de Evaluación del Bachillerato para el Acceso a la Universidad (EBAU), a la que están llamados unos 4.000 estudiantes, tendrá lugar los días 30 de junio y 1 y 2 de julio y la convocatoria extraordinaria se celebrará los días 21, 22 y 23 de julio.