Ribadeo reclama la movilidad en la frontera entre el Principado y Galicia desde el lunes

El alcalde indica que forma parte de «una comarcal natural» con el occidente asturiano. Recuerda que la incidencia del COVID-19 es escasa en ambos márgenes


El Ayuntamiento de Ribadeo ha enviado un escrito a la Subdelegación del Gobierno en Lugo para solicitar que se le permita el acceso a su municipio a la población del occidente asturiano que se acerca habitualmente a la localidad lucense para realizar sus compras, como «medida necesaria para la reactivación económica de la villa». El alcalde ribadense, Fernando Suárez, ha asegurado que se trata de una petición realizada con «cabeza y con corazón», con el compromiso de mantener todas las medidas de protección recomendadas por las autoridades frente a la pandemia.

Fernando Suárez ha explicado que los vecinos de Ribadeo y la población del occidente asturiano «forman parte de una comarca natural», más allá de los límites administrativos, lo que hace que muchos vecinos de la comunidad autónoma vecina hiciesen uso del comercio local ribadense de forma habitual. Ha recordado, asimismo, que ni la provincia de Lugo ni Asturias «fueron de los territorios más afectados» por la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 y, ambas se encuentran en Fase 1 del proceso de desescalada y «en una situación muy semejante».

«Ribadeo vive del sector terciario y, hasta hace unas pocas semanas», ha insistido Suárez, los vecinos del Occidente asturiano «se desplazaban casi a diario» a la villa para realizar sus compras. Por ello, el alcalde espera que con el paso a la Fase 2 en Galicia «se tenga en cuenta esta petición y se restablezcan las relaciones comerciales en esta comarca natural», informa EFE.

El Gobierno del Principado ya ha trasladado una reclamación similiar al Ejecutivo central. El propio presidente del Principado, Adrián Barbón, explicó en una comparecencia que era necesario ser permeables en las localidades situadas en los límites, sobre todo, cuando en ambos márgenes la situación sanitaria sea similar. De hecho, el ejemplo que Barbón puso fue, precisamente, el de permitir la movilidad en la frontera con Galicia.

Tanto Asturias como Galicia han solicitado ya al Ministerio de Sanidad el paso a la Fase 2. Si se aprueba, algo que se sabrá a finales de esta misma semana, a partir del próximo lunes, 25 de mayo, las medidas se flexibilizarán todavía más. Ese es el momento en el que Ribadeo reclama la movilidad con el occidente asturiano.

También un grupo de alcaldes de Lugo y Asturias reclamaron a primeros de mayo que se pueda cruzar la frontera. La asociación InterEo, que representa a los 14 ayuntamientos (siete gallegos y siete asturianos) de la Reserva de la Biosfera del río Eo, Oscos e Terras de Burón, también solicitó al Gobierno que flexibilice la movilidad entre territorios limítrofes en la frontera entre Lugo y Asturias. Los 14 municipios que forman InterEo son A Fonsagrada, A Pontenova, Baleira, Negueira de Muñiz, Ribadeo, Ribeira de Piquín y Trabada, en Galicia, y los asturianos de Castropol, los tres Oscos, Taramundi, Vegadeo y San Tirso. Además, se extiende la problemática a otros municipios asturianos próximos, como Grandas, Ibias o Pola de Allande. Un asturiano de Castropol puede viajar 212 kilómetros hasta Llanes, pero no pasar el Eo hasta Ribadeo.

Comentarios

Ribadeo reclama la movilidad en la frontera entre el Principado y Galicia desde el lunes