La relación especial de Rufián con Asturias

Gabriel Rufián
Gabriel Rufián

No pasan por su mejor momento las relaciones entre los partidos que componen el Gobierno y ERC que ya suman dos choques a cuenta del voto negativo de los independentistas a la prórroga del Estado de Alarma y que ha hecho que el Ejecutivo haya buscado, y encontrado, el respaldo circunstancial de los diez diputados de Ciudadanos. Sobre este desencuentro hablaba el portavoz de Esquerra, Gabriel Rufián, la semana pasada en una entrevista concedida a la Cadena Ser en la que reveló que mantiene una relación especial con una relevante dirigente socialista asturiana que ha permitido, hasta el momento, por lo menos, engrasar las complicadas negociaciones de la frágil mayoría parlamentaria que debería sostener al gobierno de coalición a lo largo de la legislatura.

Le preguntaba Angels Barceló por los interlocutores en sus negociaciones de cara al último debate y Rufián le respondía «con mucha gente y eso es bueno y malo a la vez. Como todo el mundo sabe yo tengo una relación diaria con Adriana Lastra, la portavoz del grupo socialista y ella es perfectamente consciente de lo que tenemos delante y ya le dije al presidente en la réplica de la semana pasada que Adriana y yo podemos arreglar muchas cosas pero no todo y eso conlleva que tenga que utilizar, quizá, otros actores».

Las buenas relaciones personales en política pueden facilitar muchas cosas incluso aunque la distancia ideológica se extensa. Y lo cierto es que la buena compresión entre Adriana Lastra y Gabriel Rufián se ha dejado notar en varias ocasiones; primero en la misma negociación del acuerdo de investidura ya que la asturiana ató buena parte de los apoyos parlamentarios, pero de forma mucho más reciente en el propio debate sobre la prórroga de Estado de Alarma. Aunque ERC no lo respaldó, fue Rufián el que desveló con quién había tenido un encontronzado Adriana Lastra momentos antes en la tribuna.

Fue uno de los episodios más comentados del pleno, cuando la vicesecretaria general del PSOE tuvo interrumpir su intervención por las increpaciones de la bancada popular, una de ellas un «te vas a enterar» que no fue captado por los micrófonos del Congreso y que hizo que Lastra respondiera con un «¿Me estás amenazando?»

Había sido el diputado popular José Luis Echániz y en el turno siguiente, que correspondía a Rufián, se topó con que el republicano le afeó abiertamente su comportamiento: «la señora Lastra se defiende sola, pero creo que por el decoro de esta cámara, hay que denunciar que usted ha dicho, cuando ella estaba hablando, ¡te vas a enterar! Dos cosas, la primera es constatar que ir a un colegio de pago no te hace más educado, pero la segunda es que, ¿saben cuál es su problema? Su problema es que la enfermedad les iguala, y ustedes odian la igualdad. Y no hay nada que iguale más que la enfermedad, les iguala a sus criados y criadas. Y eso lo llevan fatal, y entonces insultan, atacan aún más. Les pido que dejen de hacerlo porque es una auténtica vergüenza».

Comentarios

La relación especial de Rufián con Asturias