Las sanciones por no usar mascarilla llegan a Asturias: multas de 600 euros

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado dedican el primer día a informar a los ciudadanos de la obligatoriedad de utilizar el material

Un matrimonio protegido con mascarillas pasea por el Campillín, en Oviedo
Un matrimonio protegido con mascarillas pasea por el Campillín, en Oviedo

oviedo

Para cuando Asturias -y el resto de España- alcance la denominada «nueva normalidad» el día a día de la población poco tendrá que ver con el de antes de que se decretase el Estado de Alarma. Los cambios ocasionados por la pandemia afectan a la inmensa mayoría de los ámbitos sociales y sectores de actividad, pero si hay uno que, al menos a priori, llega para quedarse es la utilización de mascarillas. Después de meses de dudas sobre la conveniencia de su utilización, el Gobierno ha regulado su uso y ahora son obligatorias. Aunque en la primera jornada desde la entrada en vigor de la normativa las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en Asturias se han limitado a informar a la ciudadanía, a partir de mañana comenzarán a proponer sanciones. Las multas pueden ascender a 600 euros.

En esta primera jornada, desde la Delegación de Gobierno explican que la Policía Nacional y la Guardia Civil están actuando de la misma forma que en el resto de días en los que ha entrado en vigor una nueva forma. Es decir, están realizando una labor didáctica a la población y no planteando propuestas de sanción. Será a partir de mañana viernes cuando empiecen a hacerlo.

La nueva orden que regula el uso de mascarillas no contiene un apartado específico en el que se detallen las sanciones, por lo que el marco sancionador es el del decreto del Estado de Alarma. En concreto, la normativa que está utilizando el Ministerio del Interior para esta propuesta de sanciones es la Ley de Seguridad Ciudadana, y el uso de la mascarilla se incluye dentro del punto «desplazamiento no autorizado». La sanción por esta infracción es de 601 euros. La multa puede ser superior en el caso de menosprecio o intimidación a la autoridad. Además, las policías locales también tienen capacidad sancionadora, por lo que en los próximos días comenzarán a conocerse las primeras propuestas de multa en la región.

Mascarillas en el transporte público

El transporte público es la primera rama de actividad en la que el uso de mascarillas fue declarado obligatorio. Fuentes del  sector en Asturias aseguran que los pasajeros están cumpliendo en «un porcentaje altísimo la normativa» y que el uso del material obligatorio es mayoritario. De hecho, si no cumplen se exponen a quedarse en tierra. Aunque reconocen que puede darse algún caso puntual, defienden que las incidencias son mínimas en toda la región y que casi siempre se deben a olvidos o despistes y no a la intención de los usuarios de infringir la norma.

Uso de mascarillas

El uso de mascarillas es obligatorio para mayores de 6 años de edad y se recomienda en menores de entre 3 y 5 años, en espacios públicos cerrados -desde tiendas a centros de estudio, locales de ocio y hostelería, etc.- y en la calle si no es posible mantener una distancia interpersonal de dos metros, la recomendada para evitar contagios.

La normativa incluye algunas excepciones, como su uso en terrazas y restaurantes, ya que se especifica que «su uso no será exigible en el desarrollo de actividades que resulten incompatibles, tales como la ingesta de alimentos y bebidas». Tampoco es obligatorio para hacer deporte o para las personas «en las que el uso de mascarilla resulte contraindicado por motivos de salud debidamente justificados, o que por su situación de discapacidad o dependencia presenten alteraciones de conducta que hagan inviable su utilización».

Comentarios

Las sanciones por no usar mascarilla llegan a Asturias: multas de 600 euros