El transporte interurbano por carretera aumenta sus servicios al entrar en la fase 2

El Principado incrementa en un 50% las expediciones en los principales corredores del área central y en más del 10% en algunas zonas rurales

Autobuses de Alsa
Autobuses de Alsa

Redacción

El Gobierno del Principado incrementará desde mañana, 25 de mayo, un 50% los servicios de transporte público interurbano por carretera a partir de mañana en los principales corredores del área central de Asturias, un incremento que superará el 100% en algunas zonas rurales en días laborables y fines de semana. Esta ampliación de frecuencias y líneas coincide con la entrada de Asturias en la fase 2 de la desescalada, una etapa en la que se superarán las 1.200 expediciones al día y el Consorcio de Transportes de Asturias (CTA) realizará una revisión diaria, corredor a corredor, para detectar las necesidades de movilidad.

Con estas medidas, la Consejería de Infraestructuras persigue atender las necesidades más importantes de la ciudadanía, que hasta ahora se centraban en empleados de servicios esenciales y otros establecimientos abiertos en la fase 1 y, desde mañana, el servicio interurbano prestará especial atención a la movilidad sanitaria, de compras y de incorporación al trabajo. Los servicios con mayor incremento se centrarán en Avilés de forma que la línea L1 (Piedras Blancas-Avilés) dispondrá de un autobús cada media hora durante todo el día, al igual que otras de la ciudad.

Por su parte, la línea del Nalón Villa-Laviana tendrá frecuencias también cada media hora, todas las mañanas de los días laborables, así como los servicios del triángulo central que se preparan para una mayor movilidad general de trabajadores. El consorcio repondrá servicios en concejos como Ribera de Arriba, Morcín, Riosa, Belmonte, Somiedo, Grandas de Salime, Allande, Las Regueras, Sariego, Teverga, Quirós, Mieres, Lena, Villaviciosa, Ribadesella, Siero, Llanera y Gozón, entre otros.

Desde el inicio de la desescalada, el CTA ajusta la oferta de transporte a la evolución de la demanda, que en la última semana se situaba en niveles inferiores al 14%, y ofrece ya el 70% de los servicios, teniendo en cuenta que se trata de un período sin líneas ligadas a la Universidad o escolares, al ocio nocturno y a otras rutas especiales como la del aeropuerto, que aún carece de actividad regular.

El Gobierno ha recordado la necesidad de que las empresas y trabajadores flexibilicen sus horarios de entrada y salida del trabajo para evitar coincidir en una hora punta que, con las actuales limitaciones de ocupación de plazas, puedan llevar a un colapso del sistema de transporte público, un riesgo que es compartido a nivel internacional.

En cuanto a la ocupación máxima de plazas de los vehículos de transporte público, la Orden del Ministerio de Transportes permite usar la fila de asientos inmediatamente posterior al conductor cuando exista mampara de protección, instalada en la mayoría de los vehículos de serie. También pueden viajar en asientos contiguos las personas que convivan juntas. Todas las empresas que operan en el Principado están comprometidas con la seguridad de los viajeros y profesionales del sector, así como con la higiene de los vehículos, y extreman al máximo todas las precauciones.

Desde el inicio del estado de alarma, el día laborable con menos viajeros en transporte interurbano por carretera fue el 31 de marzo, con 2.302, mientras que la jornada que registró más usuarios fue el pasado martes, con 7.699, lo que supone un incremento del 234%. En el periodo anterior a la crisis sanitaria, los días laborables lectivos tenían una media de viajeros de casi 50.000. El CTA ha articulado un mecanismo de ampliación de la caducidad del billete único en sus distintas modalidades y ha devuelto el importe de las recargas de los abonos que no se han podido disfrutar por las restricciones a la movilidad, más de 51.000 euros, según informa Efe.

Comentarios

El transporte interurbano por carretera aumenta sus servicios al entrar en la fase 2