Estas son las claves por las que Asturias pasó a la Fase 1

Sanidad hace públicos los informes de todas las comunidades en la desescalada

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón,
El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (Ccaes), Fernando Simón,

Los informes por los que se daba paso o no a las comunidades para avanzar de fase en la desescalada han sido objeto de polémica política singularmente por las quejas reiteradas de Madrid que había exigido que se conocieran los criterios técnicos para negarle el pase a la Fase 1 a comienzos de mayo. El Gobierno anunció que daría a conocer todos los informes una que vez que todos los territorios pasaran, al menos, a la Fase 1 y así lo ha hecho publicándolos en su página web. Entre ellos está el aprobado de Asturias, que fue una de las comunidades que primero avanzó y que lo hizo, según destaca su informe particular, por su capacidad para multiplicar las camas hospitalarias ante un posible eventual rebrote entre otros aspectos. Un punto destacado que indica por qué no aceptó que determinadas comarcas (Los Oscos-Navia-Eo y Valles del Oso) pudieran pasar directamente a la Fase 2 como había solicitado el gobierno asturiano. Sanidad afirma que «se desestima pues el criterio establecido en el Plan de Transción es que todas las zonas estén al menos 14 días en cada fase.»

Con fecha del 8 de mayo, el informe sobre Asturias destaca que la comunidad tiene una situación epidemiológica «bastante favorable» con 0,17 casos por 10.000 habitantes y un solo fallecido en aquel momento. En el texto se resalta especialmente que la ocupación de camas de agudos es del 68% y de 29% en el caso de las UCIs por lo que «la última semana deja una reserva importante disponible». La capacidad de respuesta del sistema sanitario asturiano queda destacada de tal forma que se señala que hay dos centros no sanitarios que podrían llegar a medicalizarse si fuera necesario hasta aumentar a 240 camas. A comienzos de mayo Asturias estaba en disposición de llegar a tener hasta 3.827 camas de agudos (con una tasa de 3,8 camas por 10.000 habitantes «por encima del umbral mínimo exigido»), podría incrementar un 19% las UCI hasta las 158 camas y con la previsión de llegar incluso a las 250. «En los últimos siete días no ha habido rotura de stocks y garantizan tener asegurado el suministro de material básico en caso de rebrote».

En la semana previa a la publicación de este informe, el que dio paso a Asturias a la Fase 1, se señaló que se había hecho PCR al 14,3% de los casos sospechosos con sólo 2 positivos. El compromiso asturiano era el de llegar al 80-100% de PCR a sospechosos a partir del 11 de mayo en los casos que llegaran a Atención Primaria. Al respecto el informe de Sanidad advertía que esto requeriría un «esfuerzo organizativo importante al que era necesario hacer seguimiento»; con todo la capacidad máxima diaria de Asturias ya en ese momento era la de poder hacer entre 3.000 y 3.5000 PCR a día lo cual recoge el mismo informe.

Por otra parte, se destaca que ha habido un refuerzo de la plantilla, el Principado da cuenta allí de 1.635 contrataciones en el ámbito hospitalario; 334 en Atención Primaria y 183 en centros sociosanitarios. Se advierte de el seguimiento de los rastreadores que estima deben ser entre 30 y 40 en el caso asturiano; la misma semana en que Asturias entró en la Fase 1 comenzó a funcionar ya el equipo de vigilancia y detección con un grupo original y ampliable de 3 profesionales coordinados con los centros de atención primaria.

El informe de Sanidad señala también que «Asturias tiene 237 residencias de personas mayores (públicas y privadas) de las que 18 (7,5%) han tenido casos. Ha desarrollado una importante reorganización para prevenir y controlar los brotes que seguirá activa». Por último Sanidad recoge en el Principado se han tomado medidas específicas para la atención de la población más vulnerable y que la Residencia de Mieres estaba disponible para casos que requirieran aislamiento con 102 plazas de las que sólo estaba ocupado el 3,9%.

Las cifras que dibujan una Asturias libre de coronavirus

Susana D. Machargo
 Dos mujeres en el mercado de El Fontán de Oviedo
Dos mujeres en el mercado de El Fontán de Oviedo

Los centros de salud de todo el Principado tan solo han recibido 126 casos sospechosos durante las dos últimas semanas. 18 concejos se mantienen con cero casos

Hay incluso días en los que, en Asturias, ya no se registra ni un solo positivo en las pruebas PCR, las más fiables de las que se realizan y las que detectan la presencia del nuevo coronavirus en el organismo. ¿Quiere esto decir que en el Principado ya no está circulando el virus? Diferentes fuentes de información demuestran que la cifra de contagios es muy baja pero que el riesgo persiste. Las estadísticas del Instituto del Instituto de Investigación Sanitaria (ISPA) reflejan, por ejemplo, que en los últimos 14 días los centros de atención primaria han detectado 126 casos, entre posibles, probables y confirmados. Es decir, que no todos han sido ratificados con su correspondiente prueba. Esto supone que en todo el área sanitario de Cangas del Narcea solo han atendido a un paciente con síntomas compatibles con el COVID-19, tres en la de Jarrio o cinco en la de Arriondas. En la última semana, por ofrecer un dato de los hospitales, solo un paciente diagnosticado con la enfermedad tuvo que pasar a la UCI al empeorar su situación. La Consejería de Salud, desde el pasado viernes, 15 de mayo, hasta el viernes 22, tan solo ha confirmado 17 nuevos positivos en PCR, es decir, de media poco más de dos al día.

Seguir leyendo

Comentarios

Estas son las claves por las que Asturias pasó a la Fase 1