El brote de Gijón eleva el balance del coronavirus en Asturias

Salud notifica 18 casos nuevos y un fallecimiento, aunque no se han confirmado muertes en el nuevo foco de la residencia. La presión asistencial sigue bajando

El Muro de la playa de San Lorenzo, en Gijón
El Muro de la playa de San Lorenzo, en Gijón

18 positivos más en las pruebas PCR y un fallecido por coronavirus. Ese es el balance de la epidemia en Asturias facilitado por la Consejería de Salud, en el que ya se refleja el brote detectado en una residencia de Gijón. Los datos facilitados por la Administración sanitaria a la hora de confirmar este foco están ya en las estadísticas oficiales. En solo 24 horas se han notificado once casos nuevos entre los usuarios de centros de mayores y tres entre los trabajadores. Esto supone que el número de diagnósticos activos en estos equipamientos ha pasado de 18 a 29, en apenas unas horas.

Salud ha confirmado la aparición de un brote de coronavirus en el Instituto Gerontológico Astur, popularmente conocido como residencia de El Carmen, de Gijón. La administración realizó un estudio completo en plantilla y residentes tras confirmar un positivo en un trabajador. Fruto de esos análisis con PCR, ha detectado 19 positivos, cuatro en empleados y 15 en usuarios. La mayoría son asintomáticos pero se han adopta medidas urgentes. Los trabajadores han sido puestos en cuarentena. Esta medida también se ha aplicado a los que han dado negativo pero tiene una alta sospecha epidemiológica. 38 usuarios del centro han sido trasladados a los centros de referencia, como el Hospital de Cabueñes o el Centro Neurológico de Langreo.

Los datos correspondientes al sábado, 30 de mayo, reflejan que 2.421 asturianos han dado positivo en coronavirus en las pruebas PCR. Esto son 18 más que el viernes. El número de fallecidos también ha crecido, aunque en principio no se ha confirmado ningún fallecimiento vinculado al rebrote de Gijón. En concreto, el balance de muertos por coronavirus ha pasado de 311 a 312 en las últimas 24 horas.

La presión asistencial sigue bajando. En este apartado no se ha detectado ningún repunte. El número de ingresados en planta sigue bajando y se sitúa en 27 y el de pacientes críticos que están siendo tratados en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se mantiene en diez. En cuanto a las curaciones, 1.678 asturianos que han conseguido superar el COVID-19.

El balance de la Consejería de Derechos Sociales y Bienestar sí ha crecido. Con las últimas confirmaciones, la cifra de residentes de los centros geriátricos que ha dado positivo desde el inicio de la epidemia se eleva a 679, once más que el viernes. El dato de profesionales es de 239, lo que supone tres más. 

Este foco rompe con la buena trayectoria registrada por el Principado en las últimas semanas, donde ha habido días sin fallecimientos y también días sin nuevos casos confirmados. Sin embargo, el presidente del Gobierno regional, Adrián Barbón, ya había advertido contra la relajación. Hoy mismo, tras conocerse el brote de Gijón ha insistido. Reconoce que tiene miedo a los rebrotes, se muestra preocupado por las imágenes de relajación que le llegan y reclama que se extreme la seguridad individual, con el uso de mascarillas, los dos metros de distancia social y el lavado de manos. «No sé si seremos capaces de controlar el rebrote porque algunas veces escapan al control de las administraciones, lo que significa que en lugar de seguir avanzando quizá tengamos que retroceder. Garantizo que estamos poniendo todos los medios para conseguirlo», ha argumentado.

Barbón: «No sé si seremos capaces de controlar el rebrote. Quizá tengamos que retroceder»

s.d.m.
El presidente del Principado, Adrián Barbón, tras finalizar el acto institucional que se celebró este miércoles con motivo de la declaración de luto oficial por las víctimas del coronavirus, en el que se guardaron cinco minutos de silencio en su memoria
El presidente del Principado, Adrián Barbón, tras finalizar el acto institucional que se celebró este miércoles con motivo de la declaración de luto oficial por las víctimas del coronavirus, en el que se guardaron cinco minutos de silencio en su memoria

El presidente del Principado asegura que está poniendo todos los medios pero advierte de que medidas como la movilidad entre regiones del norte quedan en el aire

«No sé si seremos capaces de controlar el rebrote porque algunas veces escapan al control de las administraciones, lo que significa que en lugar de seguir avanzando quizá tengamos que retroceder. Garantizo que estamos poniendo todos los medios para conseguirlo». El presidente del Principado, Adrián Barbón, ha reconocido que el brote de coronavirus detectado en la residencia El Carmen, de Gijón, deja, por el momento, en suspenso todos los planes de desescalada que tenía sobre la mesa. Había hablado de permitir la movilidad entre las regiones del norte que se encuentran en la misma situación o de pedir medidas específicas para la hostelería asturiana. Incluso, el presidente de la patronal hostelera, José Luis Almeida, había pedido avanzar más rápido y adelantar a la fase tres. Todo eso está en el aire. Barbón ha reconocido que activar la economía es importante pero ha matizado que «lo peor que le puede pasar a la economía asturiana es que se produzca un rebrote incontrolable y que tengamos que volver a confinarnos».

Seguir leyendo

Comentarios

El brote de Gijón eleva el balance del coronavirus en Asturias