Los insectos, asfixiados por el cambio climático

El profesor de la Universidad de Oviedo Germán Oriazola, en colaboración con los investigadores suecos, analiza el impacto del calentamiento global en especies de zonas tropicales y templadas

insecto
insecto

Redacción

Investigadores asturianos y suecos han constatado que el calentamiento global puede tener un gran impacto en las poblaciones de insectos y que la crisis climática amenaza tanto a las especies tropicales como a las de zonas templadas. El profesor Germán Orizaola de la Universidad de Oviedo y los investigadores suecos Frank Johansson y Viktor Nilsson-Örtman han elaborado el estudio que ha sido publicado en la revista Scientific Reports, con los datos obtenidos sobre temperatura y supervivencia de las especies.

El trabajo ha analizado la repercusión en las poblaciones de insectos, sobre las redes ecológicas de las que forman parte, así como sobre los servicios ecosistémicos que estas especies aportan. Los estudios previos habían concluido que los insectos de los trópicos estarían muy amenazados por el cambio climático, al vivir actualmente muy cerca de su temperatura óptima y crítica, pero que los insectos de zonas templadas, al encontrarse muy lejos de esas temperaturas, podrían incluso beneficiarse del cambio climático.

El problema estriba en que, para todos estos cálculos, los estudios clásicos consideraban temperaturas medias anuales, sin tener en cuenta que la gran mayoría de insectos permanecen inactivos con el frío, es decir, una buena parte del año. Sin embargo, en este estudio se ha analizado esta variante que les lleva a concluir que los insectos de zonas templadas estarían tan amenazados por el cambio climático como los tropicales.

Los efectos psicológicos de la pandemia: un auge de la violencia social

La Voz
Los enfrentamientos en las protestas del miércoles de Moratalaz se saldaron con un herido leve
Los enfrentamientos en las protestas del miércoles de Moratalaz se saldaron con un herido leve

Un estudio realizado por la Universidad de Oviedo y la de Valladolid describe el miedo, la ansiedad, el estrés, la depresión o la irratibilidad provocada por el confinamiento

El miedo, la ansiedad, el estrés, la depresión y la irritabilidad son algunos de los efectos psicológicos que más han aumentado debido a la inactividad a que ha obligado el confinamiento, según un estudio realizado por la Universidad de Oviedo y la Universidad de Valladolid, coordinados por Anastasio Ovejero.

El experto ha señalado que el estrés acumulado durante la cuarentena y la incertidumbre sobre el futuro pueden hacer saltar por los aires la convivencia social y que se produzca un incremento de la violencia social, que solo cesará cuando se recupere la normalidad y sobre todo cuando se halle la vacuna.

Seguir leyendo

Comentarios

Los insectos, asfixiados por el cambio climático