El Frente Norte de la desescalada se hace más pequeño

L.O.

ASTURIAS

Las comunidades del Cantábrico apuestan por abrir la movilidad en la cordillera pero ya sólo entre territorios limítrofes

04 jun 2020 . Actualizado a las 14:14 h.

En un tiempo más optimistas, sólo hace una semana, el presidente asturiano lanzó una propuesta para la entrada simultánea en la Fase 3 de las comunidades al norte de la Cordillera Cantábrica, abrir la movilidad en el territorio del norte, desde Galicia a Navarra, pasando por Asturias, Cantabria y País Vasco. Los requisitos estaban claros, comunidades que se encontraran en una misma fase de la desescalada y con una situación epidemiológica similar.

Siete días después la idea se mantiene y recogida además por varios mandatarios autonómicos pero con restricciones más estrictas, pensando no ya en una amplia movilidad en la franja norte de la península, por todo el litoral del Cantábrico, sino limitada, por el momento, a los territorios limítrofes.

De cara a la inminente avance a la Fase 3, el presidente gallego, Alberto Núñez Feijoo apostó este jueves por una apertura que incluya la ansiada movilidad entre las cuatro provincias de su comunidad pero también extendida a Portugal y a Asturias. El país luso ha sido una de las naciones ejemplares en el control de la epidemia dentro de la Unión Europea, y en la frontera de la ría del Eo, los vecinos de ambas orillas llevan semanas esperando que se levanten las restricciones, son muchos los habitantes del occidente asturiano que hacen su vida diaria en localidades de Lugo y en Ribadeo se hizo un llamamiento expreso a que se permitira la circulación de los asturianos de la comarca.