La presión hospitalaria se desploma pero Asturias suma un nuevo fallecido

Los contagios confirmados por PCR aumentan en dos y se disparan las altas

Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado
Técnicos sanitarios del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), trabajan en el interior de la cabina de seguridad del laboratorio de virología de este centro de referencia del Principado

Una jornada más, Asturias ha sumado una nueva muerte en el registro de fallecidos por la epidemia de coronavirus; el balance diario ha estado marcado además por la detección de dos nuevos contagios después de varios días durante casi toda la semana en los que no se había detectado ningún nuevo caso en las pruebas PCR. En lado positivo del balance está el enorme descenso de la presión hospitalaria, con un notable incremento de altas, y un descenso de hasta 14 pacientes ingresados en planta. Las UCIs se mantienen estables.

Asturias se prepara para pasar el lunes a la fase 3 y lo hace con buenas cifras generales aunque el goteo de fallecidos cesa en muy pocas ocasiones. No lo ha hecho este sábado, cuando se dan a conocer los datos recabados en las últimas 24 horas de la jornada anterior, con un saldo de una persona fallecida con lo que el total acumulado de muertes debidas al coronavirus asciende a 324. El balance recoge además el número de casos positivos confirmados por pruebas PCR o Elisa y que suman, desde el inicio de la pandemia en Asturias, 2.426; es decir, dos más de los que se conocían ayer.

Las cifras de este último balance han sido muy positivas en lo que respecta a la atención sanitaria, ha crecido de forma importante el número de curaciones -las altas han pasado a 1.800 respecto a los 1.775 que se registraban ayer, es decir 25 más- y se da cuenta de un descenso muy destacado en los ingresos hospitalarios. Permanecen en planta 12 pacientes, mientras que en el balance del viernes aún se contaban 25, es decir, son 14 personas menos. Lo que no ha variado, no lo hace desde el pasado domingo, es el número de ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos, que siguen siendo 9 desde hace ya siete días. De igual manera, los sanitarios contagiados desde el inicio de la pandemia se mantienen en 656.

Las residencias

En cuanto a las residencias de ancianos de Asturias, el número de usuarios fallecidos se mantiene a 217, según citó Efe.

La cifra de residentes contagiados continúa en 680, de los que 18 siguen activos -trece de ellos en el Instituto Gerontológico Astur de Gijón, donde el pasado fin de semana se registró un brote- y 445 se han recuperado.

Entre los profesionales de los geriátricos el número acumulado de contagios es de 240 y el de curados 232, los mismos que en el último recuento, de manera que 8 siguen activos.

Los centros residenciales afectados por el nuevo coronavirus ascienden a 69 y los equipamientos que aún presentan casos activos son seis dentro de la red de establecimientos para ancianos en Asturias integrada por 34 residencias públicas y 192 privadas que acogen a unos 12.500 usuarios.

En Asturias se han realizado ya 172.634 pruebas para detectar contagios del nuevo coronavirus de las que 103.480 son PCR y 69.154 test de anticuerpos.

La cara B del coronavirus en Asturias: las secuelas físicas tras superar la enfermedad

Susana D. Machargo
Un paciente se despide tras 50 días en la uci del hospital Infanta Sofía de Madrid
Un paciente se despide tras 50 días en la uci del hospital Infanta Sofía de Madrid

Alteraciones en la coagulación, lesiones pulmonares o síntomas que se resisten a desaparecer son algunos de los problemas con los que siguen lidiando los pacientes

No hay datos definitivos, así que los médicos son cautos. Frente las posiciones maximalistas, recuerdan que el COVID-19 apenas tiene seis meses de vida y son más grandes las lagunas en torno a su comportamiento que las certezas. No obstante, ya está claro que el nuevo coronavirus deja a su paso secuelas psicológicas y físicas. Está por ver si son definitivas. Los especialistas asturianos en contacto con la enfermedad explican que provoca tres tipos de alteraciones en el organismo. La más evidente, la pulmonar. Pero también en el sistema circulatorio, a modo de trombos. La tercera que se han encontrado son los cuadros leves de síntomas que no acaban de pasar. Se trata de pacientes en los que las pruebas PCR ya dan negativo pero las décimas de fiebre no bajan y el malestar general se mantiene apegado al cuerpo. Al margen de estas tres circunstancias, reconocen que no están registrando recaídas graves. Lo que pasó con el diputado de Vox, Javier Ortega Smith, que tuvo que volver a ingresar en un hospital como consecuencia de varios trombos, no se está detectando en los hospitales del Principado. Pero aún es pronto para saber cuál va a ser la evolución definitiva. 

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La presión hospitalaria se desploma pero Asturias suma un nuevo fallecido