La patronal alerta de que el estatuto electrointensivo será «inútil» si no garantiza costes competitivos

El presidente de FADE, Belarmino Feito, afirma que la UE comete un error al no proteger la siderurgia con aranceles medioambientales


El presidente de la Federación Asturiana de Empresarios (FADE), Belarmino Feito, ha subrayado este miércoles la necesidad de garantizar unos costes energéticos estables y competitivos para la gran industria y de establecer mecanismos de protección para la siderurgia europea.

Durante su intervención en el encuentro telemático «Empresas españolas liderando el futuro» organizado por CEOE, ha expuesto que la industria es un «industria pilar» para Asturias, donde representa en torno al 20 por ciento del PIB, que en estos momentos afronta «muchas amenazas» que en poco tiempo podrían suponer un grave riesgo para la viabilidad de algunas empresas.

Feito ha recordado el retraso en la aprobación del estatuto para la industria electrointensiva con la que el Gobierno pretende mejorar los costes energéticos de este sector, del que forman parte ArcelorMittal o Asturiana de Zinc.

Sin embargo, ha advertido de que, según el último borrador que manejaba el Ministerio de Industria, este estatuto podría convertirse en una «herramienta totalmente inútil», al no garantizar unos costes competitivos no sólo respecto a países de fuera de la UE sino también en relación a otros europeos.

El presidente de la patronal asturiana también ha alertado del «grave error» en el que incurre la UE al no establecer mecanismos de protección para la siderurgia, que tiene que competir en desventaja con las importaciones de otros países con menores exigencias medioambientales.

Feito también ha criticado el borrador de la convocatoria para este año del programa Reindus, de ayudas a la inversión industrial, por limitar a 800.000 euros las inversiones a financiar, lo que deja fuera a muchas iniciativas.

Además, el presidente de FADE ha subrayado la necesidad de la llegada de la alta velocidad ferroviaria a Asturias, prevista para 2021 tras «una década de retraso» y una inversión de 4.000 millones de euros; informó EFE.

El Gobierno no aprueba el aval a las electrointensivas y promete ayudas de renovación verde tras cerrar térmicas

L. Ordóñez
Teresa Ribera
Teresa Ribera E. Parra. POOL

Ni Naturgy ni Iberdrola han presentado los proyectos alternativos a los que podrían acogerse con el nuevo decreto de Transición Energética

Durante el largo periodo que medió entre las elecciones generales de abril y de noviembre además del tiempo en que tardó en formarse un nuevo gobierno, el Ejecutivo Central adujo que los retrasos en la aprobación del estatuto de las industrias electrointensivas se debía a que se encontraba en funciones. Sin embargo, las demoras han continuado agravadas además por el estallido de la crisis sanitaria del coronavirus. También ha habido retrasos en la puesta en marcha de un fondo de garantía para que el Estado avalase contratos de compra y venta de energía renovable por parte de las industrias electrointensivas con el objetivo de que consiguiesen electricidad más barata, la gran reivindicación del sector, y que estaba anunciada (como un fondo de 600 millones de euros) para este martes.

Seguir leyendo

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

La patronal alerta de que el estatuto electrointensivo será «inútil» si no garantiza costes competitivos