Asturias, la gran huérfana de las alternativas al cierre de las térmicas

Ninguna de las empresas propietarias presenta iniciativas en el Principado mientras se anuncian en otras comunidades

Central térmica que Iberdrola tiene en Lada (Langreo)
Central térmica que Iberdrola tiene en Lada (Langreo)

Mientras se mantienen las demoras para la aprobación del estatuto de las industrias electrointensivas y sin que el Gobierno Central haya llegado a aprobar el anunciado fondo de garantía para que el Estado avalase contratos de compra y venta de energía renovable por parte de estas industrias, la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica anunció un bloque de medidas destinadas a promover energías verde con un punto concreto para ofrecer ayudas a la instalación de alternativas en los lugares donde fueran a cerrarse centrales térmicas. Es el caso de Asturias, con dos clausuras ya anunciadas, la de Lada en Langreo, propiedad de Iberdrola y la de Soto de la Barca, en Tineo, de Naturgy. Pero mientras que en otros territorios las eléctricas ya han comenzado a presentar las iniciativas alternativas al cierre en Asturias ninguna de las empresas ha lanzado propuesta alguna.

A preguntas de La Voz de Asturias, el presidente del Principado, Adrián Barbón, señaló que su Ejecutivo había transmitido, en público y en privado, la ministra Ribera que «las empresas no pueden cerrar e irse de rositas» y que esperaba que propusieran un plan alternativo antes de llevar a cabo las clausuras. Barbón también se refirió a que esperaba que las negociaciones «dieran sus frutos» como ya ha pasado en otros territorios entre los que citó Andorra, en Teruel, y Velilla, en Valladolid.

Mantenimiento de empleo en Teruel

Porque lo cierto es que en ambos lugares, también afectados por el cierre de centrales térmicas sí que se han presentado ya proyectos concretos. En Andorra, no el país de los pirineos sino la localidad turolense, la central térmica propiedad de Endesa acogerá en sus terrenos un parque solar fotovoltaico de 50 megavatios (MW) de potencia según informó la compañía, dentro de un proyecto dividido en varias fases que debería estar terminado en 2026. Endesa esperaba a mediados de abril que el Ministerio de Ribera diera vía libre a las facilidades de conexión con la red eléctrica algo que se aprobó ya este martes. Se trata de un gran proyecto general de Endesa, denominado, plan Futur-e y que también beneficiará a otra térmica cercana a Asturias pero fuera de sus fronteras: Compostilla, en El Bierzo, donde se usará parte de las instalaciones como plataforma logística para renovables y además una inversión de 341 millones de euros en instalaciones con una potencia de 390 megavatios. La compañía se comprometió además a mantener el empleo, en una plantilla de 153 trabajadores en la central de Teruel.

Iberdrola mira a Velilla pero no a Lada

En el caso de Velilla, en Valladolid, Iberdrola ha anunciado un proyecto de placas solares que se anuncia como el mayor complejo fotovoltaico de Castilla y León. Según la compañía esto supondrá una inversión cercana a los 300 millones de euros y la creación de varios miles de puestos de trabajo ya que el plan incluye actuaciones en la comarca para la instalación de una planta de valorización de residuos.

Se da la circunstancia de que Iberdrola es también propietaria de la térmica de Lada, en Langreo, para la que no ha presentado ningún proyecto alternativo. El pasado mes de diciembre Iberdrola aseguró que pretendía instalar un parque eólico en la zona, algo de lo que tuvo que desdecirse ya que Lada se encuentra en un valle, no en altura y no tiene ningún sentido instalar molinos en la ubicación donde se encuentra la térmica. La compañía adujo que se refería a la zona en términos generales más allá de la localidad concreta de Lada. Pero lo cierto es que no hay ningún proyecto presentado y no se pueden acoger a ninguno de los beneficios anunciados por el Gobierno en su último real decreto.

De hecho, el pasado mes de marzo el consejero de Industria, Enrique Fernández, reconocía en el parlamento autonómico que ni Iberdrola ni Naturgy habían presentado alternativas al cierre de las térmicas en Asturias. Fernández destacó, eso sí, que le constaban «ciertas iniciativas de empresas, no necesariamente de los titulares de las térmicas», que estarían planteando la posibilidad de reutilizar sus instalaciones. Pero esas iniciativas, indicó, aún no se pueden considerar ni proyectos y están sujetas a cláusulas de confidencialidad que se mantendrán hasta que los promotores lo decidan o un solo euro de dinero público se vea implicado en su financiación.

La paradoja de la descarbonización: cierran las térmicas mientras crece la compra a Marruecos de electricidad de carbón

Luis Fernández
Central térmica de Lada
Central térmica de Lada

Las importaciones de energía producida en el país vecino aumentaron el 600% el año pasado

El proceso de descarbonización es imparable en España. El nuevo gobierno de Pedro Sánchez se ha marcado como uno de sus principales objetivos impulsar la transición ecológica y como medida concreta, una vez consumado el fin de las minas de carbón, eso se ha traducido en el cierre programado de las centrales térmicas españolas, entre ellas las asturianas. Sin embargo, todo este proceso incluye una serie de contradicciones. La más llamativa, el aumento de compra a Marruecos de electricidad generada con carbón. En 2019, estas importaciones se dispararon un 600% y la tendencia es al alza. El motivo es que esa energía generada en el país vecino, que es más contaminante, entra en el mercado nacional sin ser penalizada por los costes del CO2.

Seguir leyendo

Comentarios

Asturias, la gran huérfana de las alternativas al cierre de las térmicas