Así puede ser el trazado ferroviario desde Lena a Oviedo, Gijón y Avilés

El Principado trabaja ya con Fomento en el trazado ferroviario desde Lena

Un tren Alvia en la estación de Oviedo
Un tren Alvia en la estación de Oviedo

El Gobierno asturiano trabaja ya con el Ministerio de Fomento en el diseño del trazado ferroviario desde la salida de la Variante de Pajares en Pola de Lena hasta las principales ciudades del centro de la región, según ha señalado este martes el nuevo consejero de Infraestructuras, Alejandro Calvo.

Calvo ha hecho afirmaciones en su primera comparecencia en la Junta General desde que ostenta las competencias en esa materia para responder a una interpelación del diputado de IU Ovidio Zapico sobre las propuestas de futuro para cuando esté ejecutada la Variante de Pajares que deberían incluir, a su juicio, una nueva estación de tren en Pola de Lena.

Según el consejero, la actual será la legislatura en la que la alta velocidad ferroviaria llegará a Asturias lo que supondrá «tras años de incertidumbre una transformación de las comunicaciones y del tejido social y económico del Principado» una vez garantizado que la infraestructura permitirá la circulación tanto de convoyes de transporte de viajeros como de mercancías.

A la espera de que se concluya en 2021 el estudio informativo de la variante de Villabona, Calvo ha avanzado que su departamento ha pedido a Fomento que entre Lena y Mieres se mejore la capacidad del trazado par adecuar sus características geométricas a la normativa vigente y que, de ahí hasta las proximidades de Oviedo en El Caleyo, se construya uno nuevo para evitar los problemas de saturación de tráfico en el entorno de La Pereda y Tudela Veguín.

A partir de la capital asturiana, el Principado considera necesario que el actual nudo de Villabona se reserve únicamente para mercancías, un trazado que se prolongaría hasta el puerto de El Musel y conectado con la ZALIA, y que la futura variante a ubicar en ese lugar sea de uso exclusivos para media y larga distancias y para Cercanías.

El pasado 10 de junio el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, cuestionó la necesidad de gastar una alta cantidad de fondos para adaptar a la llegada del AVE el trazado ferroviario entre las principales ciudades asturianas y Campomanes, donde arranca la Variante de Pajares, para ahorrar siete minutos en el trayecto.

Ábalos se expresó así en su respuesta en el pleno del Congreso a una interpelación del diputado de Foro, Isidro Martínez Oblanca, sobre política ferroviaria en la que ha señalado que las fecha para el inicio de las pruebas para la puesta en servicio de la variante se mantiene en 2021.

El ministro garantizó que Asturias tendrá servicios de alta velocidad «equiparable en prestaciones y tiempos al de las grandes ciudades españolas y europeas» tras una inversión de 4.000 millones de euros en la construcción de los dos túneles que atraviesan la cordillera.

Además, recordó que el anterior Gobierno elaboró un estudio informativo para extender la red de alta velocidad desde Pola de Lena hasta Oviedo, Gijón y Avilés que contó con la oposición de algunos ayuntamientos y empresas y que suponía grandes dificultades técnicas y un coste por kilómetro muy elevado.

El anterior Ejecutivo «decidió desistir» del estudio informativo, apuntó Ábalos tras subrayar que el AVE llegará a las estaciones de las principales ciudades asturianas aunque lo haga a menor velocidad y cuestionar una inversión millonaria para ahorrar entre siete y nueve minutos. «Si podemos hacer las cosas bien y con menos recursos, la opción está clara», añadió.

Comentarios

Así puede ser el trazado ferroviario desde Lena a Oviedo, Gijón y Avilés