10.000 ejemplares en la primera repoblación de oricios del año

la voz REDACCIÓN

ASTURIAS

Oricios para repoblar
Oricios para repoblar GOBIERNO DE ASTURIAS

En otoño tendrá lugar la segunda suelta, a cargo del personal de la Dirección General de Pesca Marítima

06 jul 2020 . Actualizado a las 17:48 h.

La Consejería de Medio Rural y Cohesión Territorial ha llevado a cabo hoy la primera repoblación de oricios (erizo de mar, paracentrotus lividus) del año con la suelta de más de 10.000 ejemplares juveniles en la playa de Campiecho, en Valdés. En otoño tendrá lugar la segunda suelta, a cargo del personal de la Dirección General de Pesca Marítima. Los erizos, de un año de edad y un tamaño de 10 a 25 milímetros de diámetro, han sido cultivados en el criadero del Centro de Experimentación Marítima (CEP) de Castropol.

La extracción de estos equinodermos está vedada desde 2016 tanto para mariscadores profesionales como recreativos por la situación de la especie. Como consecuencia de ello, el CEP diseñó un plan de repoblación y muestreos en distintos puntos de la costa asturiana para conocer la evolución de la especie. Asimismo se realiza una monitorización que permite llevar a cabo un seguimiento del asentamiento de los ejemplares juveniles y la situación en las zonas repobladas. Las primeras reintroducciones de erizos comenzaron a realizarse en 2015 con el fin de proteger a los ejemplares juveniles y hasta 2017 se soltaron unos 34.000 ejemplares adultos en los concejos de Valdés y Cudillero. En los dos últimos años, se liberaron otros 40.000 individuos en distintas zonas de Castropol y Valdés. En este último concejo se ha realizado hoy la suelta con el objetivo de ajustar el esfuerzo y lograr una densidad óptima de superficie repoblada, según informa Europa Press.

Fotografía de archivo de erizo en la lonja de Aguiño

¿Son los oricios un remedio contra el coronavirus?

Juan M. Arribas

¿Los oricios como remedio contra el coronavirus? Una investigación dirigida en Argentina apunta a los erizos de mar como posibles bloqueadores del COVID-10. El grupo de investigadores, según recoge la agencia ADN Sur, aboga por el potencial antiviral y antimicrobiano de los huevos del erizo y que servirían para hacer frente a los efectos del coronavirus.

 «En sus huevos tiene un compuesto muy interesante, con una molécula que tiene actividad antiviral y antimicrobiana, asegura Dana Corbazo, una de las investigadores del estudio. «Lo que sucedería en caso de contagio es que el cuerpo estaría más fuerte y preparado para afrontarlo y se defendería mejor de la carga viral».

Seguir leyendo