Cuatro trabajadores fallecidos en 13 días: los sindicatos alertan de una relajación de las medidas de seguridad

CCOO y UGT reclaman más prevención en los puestos de trabajo tras los tres accidentes mortales que se han producido en la región desde que se iniciara la nueva normalidad

Obreros trabajan este lunes en la reforma de un bajo comercial en Oviedo
Obreros trabajan este lunes en la reforma de un bajo comercial en Oviedo

redacción

Las últimas dos semanas están siendo «dramáticas» para la región en lo que a siniestralidad laboral se refiere. Desde que se saliera del estado de alarma y se implantara la nueva normalidad han sido cuatro los trabajadores fallecidos que ha habido que lamentar, más concretamente, en los últimos 13 días. El 25 de junio, un trabajador perdía la vida tras quedar atrapado por una piedra de gran tamaño, de entre dos o tres toneladas, cuando se encontraba cortando madera en la localidad de Nuñez, en Corvera. El pasado viernes (3 de julio) otro trabajador, en este caso de una empresa de transportes, perdía la vida tras caerse de una altura de entre dos y tres metros al romperse unas tablas en la construcción en la que trabajaba. Ayer fallecía otro trabajador de una subcontrata de ArcelorMittal en Veriña, tras sufrir un golpe en la cabeza tras caer de un camión cuando estaba descargando residuos siderúrgicos. Y hoy mismo ha muerto otro hombre al caerle un ladrillo en la cabeza. Estas muertes en accidente laboral han alarmado a los sindicatos CCOO y UGT de Asturias, que alertan de una relajación de las medidas de seguridad. Por ello, reclaman más prevención en los puestos de trabajo y la implicación de empresas, administraciones, partidos políticos y sociedad, en general, para adaptar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a la nueva situación.

Para Gerardo L. Argüelles, responsable de Salud Laboral de CCOO lo primero que se debe hacer es «incrementar la prevención en los puestos de trabajo», y es que advierte que «aunque parezca mentira, en esta nueva normalidad, y tras una crisis sanitaria, la prevención y la seguridad no están siendo primordiales». Argüelles insiste en que «la protección a la salud de los trabajadores y trabajadoras, así como el riguroso cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales tendrían que estar al orden del día en todas las empresas».

El mismo, además de trasladar el pésame a las familias y compañeros de los trabajadores fallecidos, ha recordado que «en una sociedad avanzada como la nuestra, el trabajo no puede quebrar la vida de ninguna persona, máxime cuando a lo que vas es a ganártela». Por ello, Gerardo L. Argüelles reitera que para «lograr puestos de trabajo saludables, sin riesgos y no tener que lamentar más estas situaciones tan dramáticas, urgen medidas adecuadas, como un pacto de estado contra la siniestralidad laboral, involucrando a todas las fuerzas políticas, económicas y sociales».

A eso mismo hace referencia también Nerea Monroy, vicesecretaria de UGT de Asturias, a la necesidad de «un pacto de estado por la siniestralidad laboral», ya que la misma manifiesta con rotundidad que no puede volver a repetirse tras la crisis sanitaria del COVID-19 la relajación que en prevención laboral se produjo en España tras la crisis económica de 2008. «Esta sociedad no se lo puede permitir, que la gente pierda la vida por ir a su puesto de trabajo, así que estamos muy preocupados», ha señalado la representante sindical, que ve la siniestralidad laboral «como una lacra social que tenemos que abordar toda la sociedad, las empresas, los partidos políticos y los gobiernos».

Menos inversión en prevención de riesgos laborales

Monroy considera que lo que hay que hacer ahora es «adaptar la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, que ya tiene 17 años, a la nueva situación», porque percibe que «hay más accidentalidad y más accidentes mortales». A su entender, la reforma laboral también ha hecho mucho daños a la seguridad laboral «porque no se invierte en prevención de riesgos laborales».

A esto añade que tras el parón de la economía por la crisis sanitaria del COVID-19, «los trabajadores van con temor a perder su puesto de trabajo o de infectarse», así que la vicesecretaria de UGT de Asturias señala que «la presión que tienen los trabajadores también influye», por lo que añade que en el sindicato están «muy preocupados por los riesgos psicosociales de la pandemia». Así, Nerea Monroy concluye demandando que se tomen «todas las medidas para que no haya más accidentes laborales», porque recuerda que, desde comienzos, este año está siendo «complicado».

Conoce nuestra newsletter

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Comentarios

Cuatro trabajadores fallecidos en 13 días: los sindicatos alertan de una relajación de las medidas de seguridad